Han sido llamados a ser libres . . . Comentarios sobre Gálatas 5

     Pablo ha mostrado en base las escrituras y la obra de Cristo que como creyentes no estamos bajo la ley, no tenemos que circuncidarnos y no debemos guardar las fiestas de la ley. Llega entonces a enseñarnos que es lo que debemos vivir.

Gálatas 5

1 Cristo nos libertó para que vivamos en libertad. Por lo tanto, manténganse firmes y no se sometan nuevamente al yugo de esclavitud.

Libertad, “Cristo nos libertó para que vivamos en libertad.” Libertad de la ley de Moisés. En Romanos Pablo aclara que el problema no era algún defecto en la ley. No. La ley es santa. Como Cristo nos libertó, “no se sometan nuevamente al yugo de esclavitud.” En general los cristianos quieren hacer una nueva ley o serie de reglas para sustituir a la ley de Moisés. Cambian el sábado por domingo y luego empiezan a aceptar algunas partes de la ley y rechazar otras. A Pablo ¡le daría un infarto! El era fariseo de fariseo, ¡¿ustedes creen que van a hacer una mejor ley?!

Gálatas 5

2 Escuchen bien: yo, Pablo, les digo que si se hacen circuncidar, Cristo no les servirá de nada. 3 De nuevo declaro que todo el que se hace circuncidar está obligado a practicar toda la ley. 4 Aquellos de entre ustedes que tratan de ser justificados por la ley, han roto con Cristo; han caído de la gracia. 5 Nosotros, en cambio, por obra del Espíritu y mediante la fe, aguardamos con ansias la justicia que es nuestra esperanza. 6 En Cristo Jesús de nada vale estar o no estar circuncidados; lo que vale es la fe que actúa mediante el amor.

Pablo nos explica que no son compatibles las dos formas para ser justificados. Si no confiamos al cien por ciento por fe en la gracia de Cristo entonces no vamos a contar con esa gracia y la justicia de Dios.

Pablo aclara algo que la gente que quiere mezclarnos con la ley y aún las fiestas judías no entienden. “Está obligado a practicar toda la ley.” Pablo como buen fariseo se reiría de cualquier intento por practicar la ley sin circuncidarse, o de circuncidarse sin cumplir la ley. Para el sería ridículo pensar que vas a escoger ciertos mandamientos para seguirlos e ignorar otros. No tendría sentido practicar las fiestas si no se va a practicar la ley. “Está obligado a practicar toda la ley.”

Vemos que Pablo tiene que defenderse de quienes quieren usar su nombre para promover la circuncisión.

Gálatas 5

11 Hermanos, si es verdad que yo todavía predico la circuncisión, ¿por qué se me sigue persiguiendo? Si tal fuera mi predicación, la cruz no ofendería tanto. 12 ¡Ojalá que esos instigadores acabaran por mutilarse del todo!

Algunos estaban diciendo que Pablo predicaba la circuncisión. Quizás torcían algunas palabras de Pablo o quizás mentían. De nuevo vemos que hay una lucha por la verdad desde el tiempo del Nuevo Testamento hasta ahora. Pablo aclara que si predicara la circuncisión no se molestarían tanto por su predicación.

Si ya no estamos bajo la ley, ¿como quedamos?

Gálatas 5

13 Les hablo así, hermanos, porque ustedes han sido llamados a ser libres; pero no se valgan de esa libertad para dar rienda suelta a sus pasiones. Más bien sírvanse unos a otros con amor. 14 En efecto, toda la ley se resume en un solo mandamiento: «Ama a tu prójimo como a ti mismo.» 15 Pero si siguen mordiéndose y devorándose, tengan cuidado, no sea que acaben por destruirse unos a otros.

Tenemos libertad, “han sido llamados a ser libres.” ¿Que significa esa libertad? ¿Que tan amplio es esa libertad? Creo que el mismo texto lo aclara, “no se valgan de esa libertad para dar rienda suelta a sus pasiones.” La libertad es tan completa que hasta se podría usar para “dar rienda suelta a sus pasiones.” Claro Pablo no recomienda eso, al contrario, nos dice que no debemos usar la libertad para nuestras pasiones.

Pablo enseña lo mismo aquí en Romanos.

Romanos 6

15 Entonces, ¿qué? ¿Vamos a pecar porque no estamos ya bajo la ley sino bajo la gracia? ¡De ninguna manera!

Lo expresa diferente pero la idea es la misma. No estamos bajo la ley, ¿como vamos a vivir entonces?

Y podemos preguntar, ¿porque es importante subrayar esta libertad? Esta libertad nos quita la distracción de una serie de reglas y nos lleva a lo que es la verdadera espiritualidad. ¿Quien eres tu en verdad? ¿Que es lo que hay dentro de ti? ¿Vas a dar rienda suelta a tus pasiones?

Jesús enseñó que la verdadera espiritualidad es la que esta adentro, lo que tenemos en nuestro corazón.

Marcos 7

15 Nada de lo que viene de afuera puede contaminar a una persona. Más bien, lo que sale de la persona es lo que la contamina.

17 Después de que dejó a la gente y entró en la casa, sus discípulos le preguntaron sobre la comparación que había hecho.

18 —¿Tampoco ustedes pueden entenderlo? —les dijo—. ¿No se dan cuenta de que nada de lo que entra en una persona puede contaminarla? 19 Porque no entra en su corazón sino en su estómago, y después va a dar a la letrina. Con esto Jesús declaraba limpios todos los alimentos. 20 Luego añadió: —Lo que sale de la persona es lo que la contamina. 21 Porque de adentro, del corazón humano, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, los robos, los homicidios, los adulterios, 22 la avaricia, la maldad, el engaño, el libertinaje, la envidia, la calumnia, la arrogancia y la necedad. 23 Todos estos males vienen de adentro y contaminan a la persona.

En este caso le reclamaban a Jesús porque sus discípulos no se lavaban las manos antes de comer. Esto es porque no guardaban una ley o regla de tradición. Jesús no se pone a discutir si esa tradición era correcto o válido. No. Jesús señala que esa regla exterior no era lo importante. El seguir o no seguir esa regla no es lo que contamina un hombre.

La verdadera espiritualidad, en dónde verdaderamente vemos como esta una persona delante de Dios es, “lo que sale de la persona.” ¿Porque? Porque “lo que sale de la persona es lo que la contamina.” “Porque de adentro, del corazón humano, salen los malos pensamientos” y procede Jesús a dar una lista de males. “Todos estos males vienen de adentro y contaminan a la persona.”

Yo me acuerdo cuando empezaba a estudiar el libro de Romanos por primera vez cuando era joven. Para mi fue una verdadera crisis darme cuenta que no había una lista de cosas que yo debía hacer para agradar a Dios. Me preguntaba, ¿como te voy a servir y agradar si no me das una lista de cosas que hacer? Sentía que necesitaba una serie de reglas para agradar a Dios. Pero Dios ve nuestro corazón y conoce nuestros pensamientos. Si vemos la lista de los males que Jesús dice que salen del corazón podemos ver que estas tienen que ver con la mente: “los malos pensamientos,” “la avaricia,” “la maldad,” “la envidia,” “la arrogancia” y “la necedad.” Ninguno de estas cosas esta prohibida en los diez mandamientos. Para Jesús era muestra clara de la contaminación de cualquier hombre.

Pablo en otra de sus cartas explica que la ley o una serie de reglas no tienen efecto contra lo que hay en nuestro corazón.

Colosenses 2

20 Si con Cristo ustedes ya han muerto a los principios de este mundo, ¿por qué, como si todavía pertenecieran al mundo, se someten a preceptos tales como: 21 «No tomes en tus manos, no pruebes, no toques»? 22 Estos preceptos, basados en reglas y enseñanzas humanas, se refieren a cosas que van a desaparecer con el uso. 23 Tienen sin duda apariencia de sabiduría, con su afectada piedad, falsa humildad y severo trato del cuerpo, pero de nada sirven frente a los apetitos de la naturaleza pecaminosa.

“¡De nada sirven frente a los apetitos de la naturaleza pecaminosa!” Solo la obra de Dios, la obra del Espíritu Santo, en nuestro corazón va a cambiarnos, va a santificarnos.

Jesús dio la recomendación efectiva.

Mateo 23

25 »¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Limpian el exterior del vaso y del plato, pero por dentro están llenos de robo y de desenfreno. 26 ¡Fariseo ciego! Limpia primero por dentro el vaso y el plato, y así quedará limpio también por fuera.

Pablo da esa misma recomendación.

Gálatas 5

16 Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa. 17 Porque ésta desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu desea lo que es contrario a ella. Los dos se oponen entre sí, de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren. 18 Pero si los guía el Espíritu, no están bajo la ley.

El Espíritu Santo vive en nosotros y nosotros debemos vivir por el Espíritu. Pablo procede a hablar de las obras de la naturaleza pecaminosa y del fruto del Espíritu como indicadores de lo que esta en nuestro corazón. Eso lo vemos en el siguiente comentario.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: