Siguen guardando los días de fiesta . . . Comentarios sobre Gálatas 4

 Hoy en día hay quienes quieren usar los diez mandamientos para convencer a la gente de su pecado para luego hablares de Cristo. ¿Necesita una persona pasar por la ley antes de creer en Cristo?

Gálatas 4

1 En otras palabras, mientras el heredero es menor de edad, en nada se diferencia de un esclavo, a pesar de ser dueño de todo. 2 Al contrario, está bajo el cuidado de tutores y administradores hasta la fecha fijada por su padre. 3 Así también nosotros, cuando éramos menores, estábamos esclavizados por los principios de este mundo. 4 Pero cuando se cumplió el plazo, Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, 5 para rescatar a los que estaban bajo la ley, a fin de que fuéramos adoptados como hijos. 6 Ustedes ya son hijos. Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama: «¡Abba! ¡Padre!» 7 Así que ya no eres esclavo sino hijo; y como eres hijo, Dios te ha hecho también heredero.

Pablo esta explicando como Dios fue cambiando la forma que trataba a Abraham y su descendencia hasta llegar al momento que viven los creyentes en Cristo. En los primeros capítulos aclaro que lo primero era una justificación por la fe y la promesa de que esta justificación era para la descendencia de Abraham. Subrayó que hasta siglos después Dios dio la ley a Moisés. Pablo nos ha explicado que la ley se dio solamente por un tiempo, “hasta que.”

Aquí nos da el tiempo histórico en que se termina la función de la ley, “cuando se cumplió el plazo.” Lo que marca este nuevo tiempo es que “Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley.” Se cumplió el plazo dado para la ley y llega Jesús el Hijo de Dios. Nos esta hablando de la historia del trato de Dios con su pueblo. No esta hablando de etapas por las que hoy en día tienen que pasar las personas. No tenemos que poner a los incrédulos bajo la ley para luego ofrecerles la fe en Jesús. No. Eso es un error.

Jesús viene para “rescatar a los que estaban bajo la ley.” Ahora los que estaban bajo la ley y los que nunca han estado bajo la ley somos “¡adoptados como hijos!” Pablo aclara a los creyentes de Galacia, “ustedes ya son hijos.” La mayoría de los creyentes de Galacia era gentiles. Ellos ya son hijos. “Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo.” No es que los gentiles que son adoptados como hijos tienen que cumplir la ley. No. Los que estaban bajo la ley como un hijo menor de edad, casi como esclavos ahora ya no están bajo ese tutor esa ley. Todos los creyentes somos hijos y no estamos bajo la ley.

Gálatas 4

8 Antes, cuando ustedes no conocían a Dios, eran esclavos de los que en realidad no son dioses. 9 Pero ahora que conocen a Dios —o más bien que Dios los conoce a ustedes—, ¿cómo es que quieren regresar a esos principios ineficaces y sin valor? ¿Quieren volver a ser esclavos de ellos? 10 ¡Ustedes siguen guardando los días de fiesta, meses, estaciones y años! 11 Temo por ustedes, que tal vez me haya estado esforzando en vano.

Que bello la frase, la aclaración, ahora “que Dios los conoce a ustedes.” Dios nos conoce ahora y nos ha reconocido como sus hijos. Nos ha adoptado por la gracia mediante la fe.

Algo que les reclama a los Gálatas es que “siguen guardando los días de fiesta.” Hoy en día hay un movimiento generalmente conocido como “Judíos mesiánicos.” Este movimiento promueve que los cristianos celebren las fiestas de la ley. Esto esta mal. Aquí Pablo lo dice. Pablo no sugiere que tratemos de encontrar a Cristo en estas fiestas. ¡No! ¿Porqué quisiéramos encontrar a Cristo en algo que ya paso? Pueden sentirse molestos conmigo por decirlo, pero Pablo es el que dice, “temo por ustedes, que tal vez me haya estado esforzando en vano.” ¿Cual es nuestro problema que dos mil años después no entendamos los que Dios nos dice en este pasaje a través de Pablo?

Gálatas 4

12 Hermanos, yo me he identificado con ustedes. Les suplico que ahora se identifiquen conmigo. No es que me hayan ofendido en algo. 13 Como bien saben, la primera vez que les prediqué el evangelio fue debido a una enfermedad, 14 y aunque ésta fue una prueba para ustedes, no me trataron con desprecio ni desdén. Al contrario, me recibieron como a un ángel de Dios, como si se tratara de Cristo Jesús. 15 Pues bien, ¿qué pasó con todo ese entusiasmo? Me consta que, de haberles sido posible, se habrían sacado los ojos para dármelos. 16 ¡Y ahora resulta que por decirles la verdad me he vuelto su enemigo!

Al escribir estas palabras fuertes, estas palabras sumamente importantes, dentro de Pablo se mueve su amor por ellos. Recuerda Pablo que ese amor era y espera que siga siendo una relación de amor. Esto es Pablo los amó y los ama a ellos. Pablo recuerda y les recuerda el amor que ellos demostraron para él. Pablo les esta recordando ¡que les ama! Pablo reconoce que les esta diciendo la verdad, que esa verdad les duele. Pero Pablo les esta suplicando que entiendan que no “me he vuelto su enemigo.” No. Les estoy hablando con ese mismo amor.

Si queremos seguir el ejemplo de ministerio de Pablo tenemos que amar a las personas como el los amó, que es sólo una pequeña muestra de como Cristo los amo. Tenemos que amar la personas a las que vamos a ministrar. A la vez tenemos que amar la verdad. No son dos amores. Es un sólo amor. En amor tenemos que compartir y suplicar y amar, aunque sea fuerte, la verdad. La lucha por la verdad es una lucha que se debe hacer en las trincheras del amor. Gracias Señor por tu amor, ¡porqué tu nos has amado!

Hay otro tema importante en este capítulo y eso es la sanidad, o sanidad divina. En Hechos leemos esto acerca de Pablo y la sanidad divina.

Hechos 19

11 Dios hacía milagros extraordinarios por medio de Pablo, 12 a tal grado que a los enfermos les llevaban pañuelos y delantales que habían tocado el cuerpo de Pablo, y quedaban sanos de sus enfermedades, y los espíritus malignos salían de ellos.

“Dios hacía” no era Pablo en si, era Dios. Dios hacía “milagros,” milagros “extraordinarios,” Dios hacía milagros sobre naturales. Esto lo hacía “por medio de Pablo.” No tenemos todos los detalles acerca del origen de estos pañuelos y delantales y como llegaban a los enfermos. Pero el hecho es, tal como esta escrito, “a los enfermos les llevaban pañuelos y delantales que habían tocado el cuerpo de Pablo, y quedaban sanos de sus enfermedades.” Por medio de estos milagros se confirmó que Pablo daba testimonio verídico acerca de Jesús. Gracias a la enseñanza y ministerio “por medio de Pablo” y esta confirmación de su mensaje hubo gran bendición como podemos ver aquí.

Hechos 19

10 Esto continuó por espacio de dos años, de modo que todos los judíos y los *griegos que vivían en la provincia de Asia llegaron a escuchar la palabra del Señor.

No hace falta entonces decir que Pablo creía y hasta Dios ejercía por medio de él sanidad divina sobrenatural. Pero en este párrafo de Gálatas Pablo dice, “la primera vez que les prediqué el evangelio fue debido a una enfermedad.” Pablo sufrió una enfermedad, estaba enfermo. Quizás su enfermedad tenía que ver con sus ojos, porque les recuerda “se habrían sacado los ojos para dármelos.” ¿Le faltaba fe a Pablo para que fuera sanado? Creo que no. Si vamos a ser Bíblicos tenemos que entender que a veces Dios sana milagrosamente y a veces no sana milagrosamente. El enseñar que cualquier creyente que no esta sano es porque no tiene fe es no es Bíblico. Es un mentira. Es una mentira que duele, que a menudo destruye la fe.

No vamos a entender como obra Dios. En Éfeso y sus alrededores fue recibido la Palabra y se extendió en parte por los milagros, entre ellos milagros de sanidad hechos por medio de Pablo. En Galacia recibieron a Pablo, “como a un ángel de Dios, como si se tratara de Cristo Jesús,” ¡cuando llego a ellos enfermo!

Gálatas 4

19 Queridos hijos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto hasta que Cristo sea formado en ustedes, 20 ¡cómo quisiera estar ahora con ustedes y hablarles de otra manera, porque lo que están haciendo me tiene perplejo!

Pablo vuelve a hablarles en palabras que recuerdan su amor por ellos, “queridos hijos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto.” Vemos que el encaminar en la fe, que el discipular no es cosa de unos días, sino que “hasta que Cristo sea formado en ustedes.

Pablo sigue enseñándoles porque ya no están bajo la ley. Veamos con detenimiento este pasaje.

Gálatas 4

21 Díganme ustedes, los que quieren estar bajo la ley: ¿por qué no le prestan atención a lo que la ley misma dice? 22 ¿Acaso no está escrito que Abraham tuvo dos hijos, uno de la esclava y otro de la libre? 23 El de la esclava nació por decisión humana, pero el de la libre nació en cumplimiento de una promesa.

24 Ese relato puede interpretarse en sentido figurado: estas mujeres representan dos pactos. Uno, que es Agar, procede del monte Sinaí y tiene hijos que nacen para ser esclavos. 25 Agar representa el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la actual ciudad de Jerusalén, porque junto con sus hijos vive en esclavitud. 26 Pero la Jerusalén celestial es libre, y ésa es nuestra madre. 27 Porque está escrito:

«Tú, mujer estéril que nunca has dado a luz,

¡grita de alegría!

Tú, que nunca tuviste dolores de parto,

¡prorrumpe en gritos de júbilo!

Porque más hijos que la casada

tendrá la desamparada.»

28 Ustedes, hermanos, al igual que Isaac, son hijos por la promesa. 29 Y así como en aquel tiempo el hijo nacido por decisión humana persiguió al hijo nacido por el Espíritu, así también sucede ahora. 30 Pero, ¿qué dice la Escritura? «¡Echa de aquí a la esclava y a su hijo! El hijo de la esclava jamás tendrá parte en la herencia con el hijo de la libre.» 31 Así que, hermanos, no somos hijos de la esclava sino de la libre.

Creo que queda claro lo que Pablo enseña aquí. No somos esclavos a la ley que es un sistema en que el hombre debe llegar a Dios mediante sus obras. Somos hijos de la promesa porque Dios nos ha hecho nacer como sus hijos por la gracia de Dios.

Lo que es importante comentar es la forma de enseñanza que Dios inspira a Pablo a usar. Pablo dice, “ese relato puede interpretarse en sentido figurado.” ¿Que quiere decir “en sentido figurado”? Bueno tenemos el relato en Génesis de Abraham, Sara, Agar, Ismael e Isaac. Lo leemos allí y es una historia de personas y como cada uno actúa uno con el otro y en relación a la promesa de Dios. En Génesis este relato esta confinado a ese momento histórico. Las personas son personas y nada más.

Al interpretar esta historia en sentido figurado, Pablo, bajo la unción del Espíritu Santo, para escribir las palabras de Dios mismo, empieza a decir Agar representa esto y Ismael representa esto otro. Sara representa esto e Isaac representa esto otro. La despedida de Ismael y Agar representa esto otro. Las personas y las acciones ahora son figuras de otras cosas y verdades. La relación de lo que eran y lo que ahora figuran no esta directamente tomado de las palabras y sus definiciones en el relato original. En el relato original no se menciona la ley de Moisés ni la venida de Cristo y la justificación por gracia.

Vuelvo a enfatizar, Pablo hace esto bajo la inspiración del Espíritu Santo y lo que enseña es Palabra de Dios. Por cierto es muy útil como una forma de enseñanza. ¡Entendemos los privilegios de no estar bajo la ley!

Pero, ¡cuidado! ¡Hay un peligro enorme! Si creemos, como algunos, que entonces podemos tomar cualquier relato de la Biblia y empezar a asignarle sentidos figurativos, estamos dando licencia a que cada uno escriba un número ilimitado de enseñanzas de su propia cosecha. Esto abre la puerta a tergiversar la Biblia entera. Pablo hizo esto bajo la unción especial del Espíritu Santo. Ninguno de nosotros hoy en día tenemos la libertad de interpretar textos de la Biblia como figurativos.

Hay miles de personas que interpretan en forma figurativa. El caminar sobre el agua realmente representa “lo que se les ocurra decir.” El infierno realmente representa, “lo que más agradable para ellos.” El nacer de nuevo es figura de “volver a tomar ánimo y dirección en tu vida” o cualquier cosa que uno quiera. Tratar así la Biblia me da una interpretación totalmente subjetiva, cierto sólo para mi mismo. Tan imperfecto y defectuoso como yo mismo. Esto es precisamente hablar a mi mismo en vez de oír lo que Dios comunica en forma concreta en su Palabra.

¿Queda claro? Para recibir lo que Dios nos comunica en su Palabra tenemos que fijarnos en las palabras, el sentido de las palabras, la estructura gramatical, el contexto del libro que estamos leyendo. Así la Palabra de Dios es una comunicación de Dios objetiva en lenguaje humano. Cuando el texto de la Biblia nos da una figura lo tomamos como tal y sabemos que viene de Dios. Cuando el texto de la Biblia dice que un pasaje es una parábola, entonces eso es una parábola y lo demás no es parábola.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: