Los dioses han tomado forma humana . . . Comentarios sobre Hechos 14

 Pablo y Bernabé están llevando el evangelio a naciones que no conocían de Dios. En este capítulo apreciamos la reto que implicaba llevar la verdad de Dios a personas de culturas tan diferentes.

Hechos 14

6 Al darse cuenta de esto, los apóstoles huyeron a Listra y a Derbe, ciudades de Licaonia, y a sus alrededores, 7 donde siguieron anunciando las buenas nuevas.

Vemos que Pablo y Bernabé “huyeron a Listra y a Derbe.” Aunque los corrieran de un lugar, llegaban con el mismo gozo del Señor al próximo lugar “donde siguieron anunciando las buenas nuevas.”

Hechos 14

8 En Listra vivía un hombre lisiado de nacimiento, que no podía mover las piernas y nunca había caminado. Estaba sentado, 9 escuchando a Pablo, quien al reparar en él y ver que tenía fe para ser sanado, 10 le ordenó con voz fuerte:

¡Ponte en pie y enderézate!

El hombre dio un salto y empezó a caminar.

Este hombre “estaba sentado, escuchando a Pablo.” No sabemos exactamente que fue lo que escucho este hombre ni por cuanto tiempo estuvo escuchando. Dice que Pablo, “al reparar en él y ver que tenía fe para ser sanado.” Vemos que Pablo, pudo ver el corazón de este hombre “lisiado de nacimiento.” Sin lugar a dudas esto fue Dios obrando en Pablo. Dios es el que conoce el corazón de cada hombre. Pablo no le pregunto al hombre si quería ser sano o no. Pablo, no sólo le ordena, sino que “¡le ordenó con voz fuerte!” La orden de Pablo fue, “¡Ponte en pie y enderézate!” No podemos precisar en que instante la fe, que tenía para ser sanado, lo lleva a empezar a moverse aún estando lisiado y en que instante o fracción de segundo, Dios ¡lo sano por completo! Lo seguro es que al dar un saldo y empezar a caminar, no es simplemente fe lo que tiene sino sanidad.

Es interesante que no nos relata que Pablo le dijera ponte en pie y enderézate “en el nombre de Jesús” o ““en el nombre de Dios.” En todo caso vamos a ver que Pablo tuvo que dar una explicación muy detallada acerca de Dios, quien lo había sanado.

Hechos 14

11 Al ver lo que Pablo había hecho, la gente comenzó a gritar en el idioma de Licaonia:

¡Los dioses han tomado forma humana y han venido a visitarnos!

12 A Bernabé lo llamaban Zeus, y a Pablo, Hermes, porque era el que dirigía la palabra. 13 El sacerdote de Zeus, el dios cuyo templo estaba a las afueras de la ciudad, llevó toros y guirnaldas a las puertas y, con toda la multitud, quería ofrecerles sacrificios.

Lo que ocurre después de esta sanidad milagrosa, nos muestra la gran brecha entre la cultura greco romana de este lugar y la cultura israelita. En esta cultura de Listra, basta este milagro para que la gente “¡Los dioses han tomado forma humana y han venido a visitarnos!” Para ellos un dios o uno de los dioses, plural, de varios, era algo así como un súper hombre. Si bien pensaban que un dios tenía ciertos poderes, también tenía ciertas limitaciones.

Quiero que veamos en contraste con esto lo que los israelitas entendían acerca de Dios. Vemos este texto en el evangelio.

Juan 5

18 Así que los judíos redoblaban sus esfuerzos para matarlo, pues no sólo quebrantaba el sábado sino que incluso llamaba a Dios su propio Padre, con lo que él mismo se hacía igual a Dios.

Los judíos tenían la comprensión correcta acerca de Dios. Hay un sólo Dios. Dios es todopoderoso. Nadie es igual a Dios. Ahora no tenían una comprensión correcta acerca de Jesús. No entendían que Jesús y el Padre son uno.

Entonces Pablo y Bernabe ¡tenían mucho que explicarles!

Hay un poco de humor multé-cultural en esto. Vemos que “a Bernabé lo llamaban Zeus, y a Pablo, Hermes, porque era el que dirigía la palabra.” Entendemos que a estas alturas de ministerio, tal como lo observaron, Pablo esta llevando el ministerio principal. Su entendimiento era al revés. Zeus era el nombre de su dios, su diosito principal con minúsculas. Su lógica era que el dios principal no tenía necesidad de hablar porque era muy importante. Como Bernabé no hablaba tanto el era el principal. Como Pablo era el que siempre hablaba el era el dios chiquito Hermes. El tenía que trabajar de comunicador porque no era tan importante.

Perdón por ver el sentido del humor en esto. Como dije, Pablo y Bernabe ¡tenían mucho que explicarles!

Hechos 14

14 Al enterarse de esto los apóstoles Bernabé y Pablo, se rasgaron las vestiduras y se lanzaron por entre la multitud, gritando:

15 —Señores, ¿por qué hacen esto? Nosotros también somos hombres mortales como ustedes.

Lo primero que aclaran es que son hombres como ellos. Para que quede claro, “somos hombres mortales.” Somos hombre que vamos a morir al igual que ustedes. Habiendo aclarado que no son dioses, Tienen el reto de explicarles acerca de Dios, el Dios verdadero, Dios con “D” mayúscula.

En contraste con el mensaje previo a israelitas y temerosos de Dios aquí ha un mensaje dirigido a personas ignorantes aún del concepto básico de quién es Dios.

Hechos 14

15 —Señores, ¿por qué hacen esto? Nosotros también somos hombres mortales como ustedes. Las buenas nuevas que les anunciamos es que dejen estas cosas sin valor y se vuelvan al Dios viviente, que hizo el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos.

16 En épocas pasadas él permitió que todas las naciones siguieran su propio camino. 17 Sin embargo, no ha dejado de dar testimonio de sí mismo haciendo el bien, dándoles lluvias del cielo y estaciones fructíferas, proporcionándoles comida y alegría de corazón.

Pablo y Bernabe, les piden dejar, “estas cosas sin valor,” refiriéndose a dioses como Zeus, Hermes y el ofrecerles sacrificios. Deben dejar esas cosas y los invitan a volver “al Dios viviente.” Ellos adoraba a sus dioses como estatuas y figuras innatas, sin vida. Es correcto el verbo “volver”. El hombre fue creado por Dios. El hombre se va alejando, tiene que volver. Este Dios vivo es el “que hizo el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos.” Tienen que empezar la predicación, la enseñanza explicando que Dios es creador. Dios es creador de todo, “todo lo que hay en ellos.”

Habiendo explicado quien es Dios, proceden a explicar que hace con el hombre y que quiere hacer Dios con el hombre. “En épocas pasadas él permitió que todas las naciones siguieran su propio camino.” Es ahora cuando el evangelio se esta entregando plenamente a los gentiles. Dios, “sin embargo, no ha dejado de dar testimonio de sí mismo.” ¿Como da testimonio de sí mismo? Da testimonio, “haciendo el bien, dándoles lluvias del cielo y estaciones fructíferas, proporcionándoles comida y alegría de corazón.” Podemos llegar a una persona que no conoce o no ha reconocido antes a Dios y decirle que todo lo bueno que hay en su vida es un regalo de Dios.

Hechos 14

18 A pesar de todo lo que dijeron, a duras penas evitaron que la multitud les ofreciera sacrificios.

19 En eso llegaron de Antioquía y de Iconio unos judíos que hicieron cambiar de parecer a la multitud. Apedrearon a Pablo y lo arrastraron fuera de la ciudad, creyendo que estaba muerto. 20 Pero cuando lo rodearon los discípulos, él se levantó y volvió a entrar en la ciudad. Al día siguiente, partió para Derbe en compañía de Bernabé.

Con este corto mensaje, Pablo y Bernabe, “a duras penas evitaron que la multitud les ofreciera sacrificios.” Dura poco la preocupación de que adoraran a Pablo y Bernabe. Así como Pablo había ido hasta Damasco en busca de los creyente, ahora hay “unos judíos” que van tras Pablo, dese Anntioquía y Iconio. Estos judíos, “hicieron cambiar de parecer a la multitud. Apedrearon a Pablo y lo arrastraron fuera de la ciudad, creyendo que estaba muerto.” Como resultado de este intento de linchamiento, Pablo “al día siguiente, partió para Derbe en compañía de Bernabé.”

¿En que termino este mensaje? ¿Fue solo esto el resultado del testimonio de sanidad milagrosa? Veamos.

Hechos 14

21 Después de anunciar las buenas nuevas en aquella ciudad y de hacer muchos discípulos, Pablo y Bernabé regresaron a Listra, a Iconio y a Antioquía, 22 fortaleciendo a los discípulos y animándolos a perseverar en la fe. «Es necesario pasar por muchas dificultades para entrar en el reino de Dios», les decían.

Regresan a Listra. Regresan y hay discípulos allí. Discípulos que están en la fe. Los animaron “a perseverar en la fe.” Por si no les había quedado claro con lo que Pablo sufrió les decían, “Es necesario pasar por muchas dificultades para entrar en el reino de Dios.”

Hechos 14

23 En cada iglesia nombraron ancianos y, con oración y ayuno, los encomendaron al Señor, en quien habían creído.

Dios ha hecho la obra en su ausencia de tal manera que ya pueden darle algo de forma a estas congregaciones de creyentes. “En cada iglesia nombraron ancianos.”

Hechos 14

26 De Atalía navegaron a Antioquía, donde se los había encomendado a la gracia de Dios para la obra que ya habían realizado. 27 Cuando llegaron, reunieron a la iglesia e informaron de todo lo que Dios había hecho por medio de ellos, y de cómo había abierto la puerta de la fe a los gentiles. 28 Y se quedaron allí mucho tiempo con los discípulos.

Regresan a la primer Antioquía, que es “donde se los había encomendado a la gracia de Dios para la obra que ya habían realizado.” Regresan y dan su reporte. Su reporte, de lo que Dios hizo, es “de cómo había abierto la puerta de la fe a los gentiles.”

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: