Eunuco, etíope y creyente . . . Comentarios sobre Hechos 8

 Al ir a un pueblo de Samaria y presentar el evangelio, Felipe ofreció el reino a un pueblo que no querían los judíos. Ahora vamos a ver que Dios lleva a Felipe a ofrecer el reino a una persona que muchos prefieren no tratar ¡aún hoy en día! Esto es a un eunuco. Vamos a ver quienes eran los eunucos y cual es su importancia en el reino de Dios.

En una conversación con sus discípulos acerca de la fidelidad en el matrimonio, entre un hombre y una mujer, Jesús toca el tema de los eunucos. Jesús da tres razones por las que un hombre podría ser un eunuco y en el medio de la lista Jesús dice: “Algunos son eunucos porque nacieron así”.

Mateo 19

12 Pues algunos son eunucos porque nacieron así; a otros los hicieron así los hombres; y otros se han hecho así por causa del reino de los cielos. El que pueda aceptar esto, que lo acepte.

Así vemos, en las palabras de Jesús mismo, que algunas personas nacen diferente a los demás. Si vamos a tener una comprensión completa sobre la sexualidad y el Evangelio, nos será útil tener una comprensión bíblica de los eunucos de los cuales habló Jesús.

Mirando cuidadosamente en las Escrituras encontramos entretejida en la ley, los profetas y el Evangelio una enseñanza importante acerca de los hombres que Jesús llama eunucos. Veamos primero estos pasajes, para que tengamos una comprensión de la enseñanza bíblica con respecto a los eunucos.

La definición inicial de los eunucos, que se utiliza en la ley de Moisés, en términos precisos y gráficos son hombres que han sido castrados o según otras traducciones, que tienen dañado los testículos. Vemos una mención de las personas con esta anomalía en este pasaje de la ley:

Levítico 21

16 El Señor le ordenó a Moisés 17 que le dijera a Aarón: «Ninguno de tus descendientes que tenga defecto físico deberá acercarse jamás a su Dios para presentarle la ofrenda de pan. 18 En efecto, no deberá acercarse nadie que tenga algún defecto físico: ninguno que sea ciego, cojo, mutilado, deforme, 19 lisiado de pies o manos, 20 jorobado o enano; o que tenga sarna o tiña, o cataratas en los ojos, o que haya sido castrado.

Dios hizo una creación perfecta y vio que era bueno. El hombre pecó una y otra vez y trajo crecientes imperfecciones en el mundo de Dios. El creador de lo perfecto quiso enseñar que el hombre imperfecto no puede acercarse a él. Varios defectos o imperfecciones se enumeran sin clasificación particular de importancia. En la lista están aquellos que han “sido castrado”. El ser castrados muy probablemente se refieren a alguien que se considera un eunuco.

Yo diría que esta prohibición tiene más que ver con la imperfección, en general, que con la sexualidad humana, por dos razones. En primer lugar, se especifica claramente que la prohibición es para cualquier persona que “tiene algún defecto”. Haber sido castrado se enumeran junto con otras imperfecciones que no tienen nada que ver con la sexualidad. En segundo lugar, porque en el siguiente capítulo se da una prohibición similar en relación con los animales que se ofrecerán para el sacrificio. Echemos un vistazo a esta prohibición similar aquí:

Levítico 22

22 No deberán presentarle al Señor, como ofrenda por fuego, animales ciegos, cojos, mutilados, llagados, sarnosos ni tiñosos. No ofrecerán en el altar ningún animal así. 23 Podrán presentar como ofrenda voluntaria una res o una oveja deforme o enana, pero tal ofrenda no será aceptada en cumplimiento de un voto.

24 »No ofrecerán al Señor ningún animal con los testículos lastimados, magullados, cortados o arrancados. No harán esto en su tierra. 25 No recibirán de manos de un extranjero animales así, para ofrecerlos como alimento del Dios de ustedes. No se les aceptarán porque son deformes y tienen defectos.»

Una vez más podemos ver una lista de imperfecciones inaceptables, sin clasificación particular de importancia, “ningún animal con los testículos lastimados, magullados, cortados o arrancados.” Esto no es por una preocupación por la sexualidad de los animales a ser sacrificados. La lógica aquí parece ser la misma que Jesús tenía cuando maldijo a la higuera, que ahora en la naturaleza caída, sólo daba higos durante una temporada determinada. Dios desaprueba las imperfecciones que el pecado ha traído a su creación.

Alguien podría utilizar estos textos de la ley para rechazar aquellos ¡con disfunción testicular! Indudablemente se utiliza de esta manera. Es importante destacar que Isaías profetiza en cuanto que la salvación venidera, que llegaría siglos más tarde.

Isaías 56

1 Así dice el Señor:

«Observen el derecho

y practiquen la justicia,

porque mi salvación está por llegar;

mi justicia va a manifestarse.

2 Dichoso el que así actúa,

y se mantiene firme en sus convicciones;

el que observa el sábado sin profanarlo,

y se cuida de hacer lo malo.»

3 El extranjero que por su propia voluntad

se ha unido al Señor, no debe decir:

«El Señor me excluirá de su pueblo.»

Tampoco debe decir el eunuco:

«No soy más que un árbol seco.»

4 Porque así dice el Señor:

«A los eunucos que observen mis sábados,

que elijan lo que me agrada,

y sean fieles a mi pacto,

5 les concederé ver grabado su nombre

dentro de mi templo y de mi ciudad;

¡eso les será mejor que tener hijos e hijas!

También les daré un nombre eterno

que jamás será borrado.

6 Y a los extranjeros que se han unido al Señor

para servirle,

para amar el nombre del Señor,

y adorarlo,

a todos los que observan el sábado sin profanarlo

y se mantienen firmes en mi pacto,

7 los llevaré a mi monte santo;

¡los llenaré de alegría en mi casa de oración!

Aceptaré los holocaustos y sacrificios

que ofrezcan sobre mi altar,

porque mi casa será llamada

casa de oración para todos los pueblos.»

8 Así dice el Señor omnipotente,

el que reúne a los desterrados de Israel:

«Reuniré a mi pueblo con otros pueblos,

además de los que ya he reunido.»

En este hermoso pasaje dos y medio versículos se dedican a los llamados eunucos. Los eunucos según una definición serían hombres sin niveles “normales” de testosterona y por lo tanto incapaz o desinteresado en tener hijos e hijas. Según la ley los eunucos no podrían tener parte de la adoración en el tabernáculo y el templo. Dios a través de Isaías dice a los eunucos que eligen lo que le agrada a Dios, “les concederé ver grabado su nombre dentro de mi templo y de mi ciudad; ¡eso les será mejor que tener hijos e hijas!”

¿No es ésto lo que el Evangelio expresa en términos físicos? No somos lo suficientemente bueno en nosotros mismos, no somos lo suficientemente perfectos físicamente para presentarnos ante Dios, quien creó perfecto al hombre y la mujer. No podemos llegar sobre la base de nuestra perfección física. Dios dice: “los llevaré a mi monte santo; ¡los llenaré de alegría en mi casa de oración!”. Él nos trae. Sin importar nuestras imperfecciones físicas, Él nos trae. Eso es el Evangelio.

Esto nos lleva a Jesús, que como hemos mencionado en la introducción también habla de los eunucos. Son sus palabras que debemos tener en cuenta a medida que examinamos lo que el Evangelio tiene que decir respecto a aquellos que carecen de, al menos una característica común de los hombres, que es el deseo de casarse con una mujer. Cito ahora todo el pasaje aquí ya que el contexto será importante para nuestra comprensión de eunucos.

Mateo 19

1 Cuando Jesús acabó de decir estas cosas, salió de Galilea y se fue a la región de Judea, al otro lado del Jordán. 2 Lo siguieron grandes multitudes, y sanó allí a los enfermos.

3 Algunos fariseos se le acercaron y, para ponerlo a prueba, le preguntaron:

¿Está permitido que un hombre se divorcie de su esposa por cualquier motivo?

4 —¿No han leído —replicó Jesús— que en el principio el Creador “los hizo hombre y mujer”, 5 y dijo: “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo”? 6 Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.

7 Le replicaron:

¿Por qué, entonces, mandó Moisés que un hombre le diera a su esposa un certificado de divorcio y la despidiera?

8 —Moisés les permitió divorciarse de su esposa por lo obstinados que son —respondió Jesús—. Pero no fue así desde el principio. 9 Les digo que, excepto en caso de infidelidad conyugal, el que se divorcia de su esposa, y se casa con otra, comete adulterio.

10 —Si tal es la situación entre esposo y esposa —comentaron los discípulos—, es mejor no casarse.

11 —No todos pueden comprender este asunto —respondió Jesús—, sino sólo aquellos a quienes se les ha concedido entenderlo. 12 Pues algunos son eunucos porque nacieron así; a otros los hicieron así los hombres; y otros se han hecho así por causa del reino de los cielos. El que pueda aceptar esto, que lo acepte.

Los fariseos, con poco o ningún interés en la verdadera espiritualidad, matrimonio o incluso la sexualidad se acercaron a Jesús para ponerlo a prueba. Le preguntan sobre el matrimonio y el divorcio. Preguntan acerca de razones para deshacer un matrimonio, lo hacen sólo para poner a prueba a Jesús.

Jesús, totalmente en control de la situación, y siempre enseñando lo que sabía que era importante se remonta a Génesis, de regreso a Sus Escrituras para responder a estas preguntas. En la discusión que sigue, los discípulos proponen que, “Si tal es la situación entre esposo y esposa, es mejor no casarse.” Hay diversas interpretaciones de estos versículos. Veo que Jesús responde: “No todos pueden comprender este asunto” de no casarse como los discípulos sugieren. “Comprender” se traduce aceptar en otras versiones.

A mí me parece que Jesús dice “sólo aquellos a quienes se les ha concedido” puede aceptar no casarse. La palabra “entenderlo” en otras versiones se traduce como “aceptarlo.” Luego procede a hablar de los eunucos. La frase que debemos tomar especial nota de la primera parte: “algunos son eunucos porque nacieron así.” Esto realmente no debería sorprendernos. Los evangelios mencionan unos cuantos que han nacido lisiados, ciegos y con otras deformidades. ¿Por qué debemos esperar en un mundo caído, que todos puedan nacer con glándulas perfectos, hormonas y sus características sexuales relacionados perfectos?

Así que Jesús dice que algunos hombres nacen como eunucos ya sea desinteresados o incapaces de tener una relación de matrimonio con una mujer. Jesús afirma que algunos hombres nacen con poco o ningún interés en el sexo opuesto.

Jesús continúa afirmando que “a otros los hicieron así los hombres” ¡Ciertamente no por su propio diseño! Esto parece referirse a la castración, que era a menudo una herramienta utilizada por los que conquistaban y trataban de subyugar a los pueblos extranjeros. Siendo hecho un eunuco por otros confirma que este tipo de eunucos son los mismos que se mencionan en la ley.

El tercer caso que Jesús menciona nos da mucho espacio para la reflexión. “Otros se han hecho así por causa del reino de los cielos” Esta última frase es importante porque plantea que la vida, “como eunucos” al plano más alto posible, ya que se hace “causa del reino de los cielos.” ¡Jesús es el que indica esto!

Podemos ver que el lugar de los eunucos no es una cuestión de menor importancia, es bueno ver cómo Dios obró para dar un cumplimiento inicial a las palabras del Señor dadas a Isaías. Nos encontramos con la historia de esto en Hechos capítulo ocho.

Hechos 8

26 Un ángel del Señor le dijo a Felipe: «Ponte en marcha hacia el sur, por el camino del desierto que baja de Jerusalén a Gaza.» 27 Felipe emprendió el viaje, y resulta que se encontró con un etíope eunuco, alto funcionario encargado de todo el tesoro de la Candace, reina de los etíopes. Éste había ido a Jerusalén para adorar 28 y, en el viaje de regreso a su país, iba sentado en su carro, leyendo el libro del profeta Isaías. 29 El Espíritu le dijo a Felipe: «Acércate y júntate a ese carro.»

30 Felipe se acercó de prisa al carro y, al oír que el hombre leía al profeta Isaías, le preguntó:

¿Acaso entiende usted lo que está leyendo?

31 —¿Y cómo voy a entenderlo —contestó— si nadie me lo explica?

Así que invitó a Felipe a subir y sentarse con él. 32 El pasaje de la Escritura que estaba leyendo era el siguiente:

«Como oveja, fue llevado al matadero;

y como cordero que enmudece ante su trasquilador,

ni siquiera abrió su boca.

33 Lo humillaron y no le hicieron justicia.

¿Quién describirá su descendencia?

Porque su vida fue arrancada de la tierra.»

34 —Dígame usted, por favor, ¿de quién habla aquí el profeta, de sí mismo o de algún otro? —le preguntó el eunuco a Felipe.

35 Entonces Felipe, comenzando con ese mismo pasaje de la Escritura, le anunció las buenas nuevas acerca de Jesús. 36 Mientras iban por el camino, llegaron a un lugar donde había agua, y dijo el eunuco:

Mire usted, aquí hay agua. ¿Qué impide que yo sea bautizado?

38 Entonces mandó parar el carro, y ambos bajaron al agua, y Felipe lo bautizó.

En el libro de Hechos, antes de que veamos a Dios llamando a Saulo a ser Pablo, Dios envía específicamente a Felipe para compartir el Evangelio con un eunuco. Dios envía a Felipe a dar la bienvenida a un hombre, que muy probablemente carecía de algunas de las características masculinas producidas por la testosterona, al Reino. No sabemos su nombre, sólo lo conocemos como el eunuco etíope y que trabajó como tesorero de una reina. Las acciones de Dios, para llegar a él y tener este evento incluido en el libro de los Hechos, es una declaración importante. Tenga en cuenta que él eunuco cumplió doblemente la profecía de Isaías 56, ya que era a la vez un extranjero y un eunuco.

La declaración o la enseñanza del eunuco etíope, es que el reino de Dios, la Iglesia, como nos gusta llamarlo, es para este tipo de personas. Sería especulación aventurarse cómo era, cómo se vestía y qué gestos tenía. Lo que está claro es que en muchas iglesias le aplicarían la regla de “tres puntos en contra y estas fuera.” Él era de una nación diferente, de una raza diferente, y probablemente tenía características femeninas notables, por lo que era conocido como un eunuco.

Es muy probable que este eunuco regresó a Etiopía y ¡fue uno de los primeros misioneros laicos extranjeros!

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: