Los que invité no merecían venir – Comentarios sobre Mateo 22

 En esta última semana de ministerio, Jesús enseña y profetiza acerca del rechazo oficial de los judíos, no sólo de su venida, sino de todos los profetas que Dios les ha enviado.

Mateo 22

1 Jesús volvió a hablarles en parábolas, y les dijo: 2 «El reino de los cielos es como un rey que preparó un banquete de bodas para su hijo. 3 Mandó a sus siervos que llamaran a los invitados, pero éstos se negaron a asistir al banquete. 4 Luego mandó a otros siervos y les ordenó: “Digan a los invitados que ya he preparado mi comida: Ya han matado mis bueyes y mis reses cebadas, y todo está listo. Vengan al banquete de bodas.” 5 Pero ellos no hicieron caso y se fueron: uno a su campo, otro a su negocio. 6 Los demás agarraron a los siervos, los maltrataron y los mataron. 7 El rey se enfureció. Mandó su ejército a destruir a los asesinos y a incendiar su ciudad. 8 Luego dijo a sus siervos: “El banquete de bodas está preparado, pero los que invité no merecían venir. 9 Vayan al cruce de los caminos e inviten al banquete a todos los que encuentren.” 10 Así que los siervos salieron a los caminos y reunieron a todos los que pudieron encontrar, buenos y malos, y se llenó de invitados el salón de bodas.

11 »Cuando el rey entró a ver a los invitados, notó que allí había un hombre que no estaba vestido con el traje de boda. 12 “Amigo, ¿cómo entraste aquí sin el traje de boda?”, le dijo. El hombre se quedó callado. 13 Entonces el rey dijo a los sirvientes: “Átenlo de pies y manos, y échenlo afuera, a la oscuridad, donde habrá llanto y rechinar de dientes.” 14 Porque muchos son los invitados, pero pocos los escogidos.»

Jesús de nuevo escoge hablar y enseñar por medio de una parábola. Una parábola normalmente es un historia creada con el fin de ilustrar y enseñar algo. (Aunque Jesús ha explicado que a veces usa parábolas para que entiendan lo que deben entender y a la vez no entiendan los que no deben entenderlo.) Es Jesús entonces el que decide que se incluye en la parábola y con que lenguaje se describen los eventos.

Jesús dice, “el reino de los cielos es como,” y procede a contar esta parábola para que aprendamos. En esta parábola, debemos aprender acerca del reino de los cielos, acerca de Dios, el carácter de Dios y como es el trato de Dios con el hombre. La parábola es acerca de un rey, que sin lugar a dudas representa a Dios. El rey prepara un banquete de bodas para su hijo, que representa a Jesús.

Esta parábola debe corregir un concepto erróneo que muchos tienen acerca de Dios. Hay muchas personas que creen que, “el Dios del Antiguo Testamento” es un Dios severo que castiga. Creen que en contraste con esto Jesús, o “el Dios del Nuevo Testamento,” es un Dios que se caracteriza principalmente por amor, y piensan que no es severo y que no castiga. ¿Que ilustra Jesús acerca de Dios en esta parábola? Pues, “el rey se enfureció.” Entonces en el Nuevo Testamento en boca de Jesús vemos que el rey, que ilustra a su Padre, Dios, ¡se enfureció!, ¡se enoja! Ahora bien, esto es después de enviar a invitar a todos al banquete de bodas de su hijo. El invitarlos a un banquete era una invitación a tener amistad y convivencia. Así que el rey, que representa a Dios, primero busco a los invitados con un amor sincero y persistente. Pero rechazaron a sus siervos, inclusive mataron a sus siervos. Luego Jesús relata que el rey, ilustrando a Dios, “mandó su ejército a destruir a los asesinos y a incendiar su ciudad.” Vemos que el rey no sólo se enfureció, sino que mando a destruir a los asesinos e inclusive a incendiar su ciudad.

En la parábola, este enojo y justo castigo se dan porque rechazan la invitación al banquete de bodas de su hijo. El hijo representa a Jesús. Jesús nos esta diciendo que va a pasar con los que rechazan la invitación al banquete de bodas con Jesús.

Entendemos entonces que el enojo, que el castigo severo y justo de Dios, es el mismo en el Antiguo Testamento que en el nuevo para los que rechazan a Dios. De hecho en el libro de Hebreos se nos dice que será ¡peor para los que rechazan a Jesús!

Ahora, Jesús no termina allí la parábola sino agrega un incidente adicional que debemos analizar y entender. Ante el rechazo de los primeros invitados, el rey envía a sus siervos a que salgan, “e inviten al banquete a todos los que encuentren.” Podemos entender esto como la ampliación de la invitación hacia los gentiles, además de los judíos. Podemos entender que este es una ilustración entonces del nuevo pacto de gracia abierto a todas las personas.

Es en esta segunda etapa de invitación ampliada que Jesús nos habla de una persona que al parecer acepto la invitación. Por lo menos entra al salón de bodas. El rey lo encuentra y le dice, “Amigo, ¿cómo entraste aquí sin el traje de boda?” Podemos considerar varias cosas que podría ilustrar “el traje de boda” que le falta a esta persona. Lo que quisiera dejar claro es que aún bajo el ofrecimiento de gracia, hay una forma correcta de responder a la gracia de Dios. La gracia de Dios, representado en la invitación a todos al banquete de bodas de el hijo Jesús, no significa que ahora todo se vale. No. ¡De ninguna manera! Jesús relata lo que le pasa a esta persona que quiere estar en el salón de bodas, sin el traje de bodas requerido. Jesús dice, “Átenlo de pies y manos, y échenlo afuera, a la oscuridad, donde habrá llanto y rechinar de dientes.” La referencia a llanto y rechinar de dientes lo usa varias veces Jesús para describir el castigo de los que se pierden.

Entonces Jesús enseña que los que rechazan la invitación del Padre a venir a Jesús, y los que no aceptan la forma de seguir a Jesús, que Dios quiere, van a resultar en castigo. Si no enseñamos esto, inclusive a los que no creen, estamos escondiendo una verdad importante para ellos.

Mateo relata como varios grupos envían representantes a Jesús para ver si lo hacen caer con algunas preguntas capciosas. Después de contestar esta serie de preguntas, Jesús les voltea el asunto y ¡les pregunta a ellos!

Mateo 22

41 Mientras estaban reunidos los fariseos, Jesús les preguntó:

42 —¿Qué piensan ustedes acerca del Cristo? ¿De quién es hijo?

De David —le respondieron ellos.

43 —Entonces, ¿cómo es que David, hablando por el Espíritu, lo llama “Señor”? Él afirma:

44 »“Dijo el Señor a mi Señor:

Siéntate a mi derecha,

hasta que ponga a tus enemigos

debajo de tus pies.’ ”

45 Si David lo llama “Señor”, ¿cómo puede entonces ser su hijo?

46 Nadie pudo responderle ni una sola palabra, y desde ese día ninguno se atrevía a hacerle más preguntas.

La mayoría de los judíos no esperaban que el Mesías fuera Dios. Pensaban que iba a ser simplemente un hombre. Saben que Jesús dice ser uno con el Padre. Con esta pregunta Jesús les invita a ver que el Mesías es más, mucho más que un hijo de David.

Jesús atribuye humanamente a David como el autor de este pasaje al decir, “cómo es que David, hablando.” A la vez Jesús nos da una clase acerca de las escrituras al decir, “David, hablando por el Espíritu.” David, el autor al hablar o escribir, lo esta haciendo, ¡por el Espíritu!

El pasaje que cita Jesús es el primer versículo del Salmo 110. Aquí están los primeros cuatro versículos de ese Salmo.

Salmos 110

1 Así dijo el Señor a mi Señor:

«Siéntate a mi derecha

hasta que ponga a tus enemigos

por estrado de tus pies.»

2 ¡Que el Señor extienda desde Sión

el poder de tu cetro!

¡Domina tú en medio de tus enemigos!

3 Tus tropas estarán dispuestas

el día de la batalla,

ordenadas en santa majestad.

De las entrañas de la aurora

recibirás el rocío de tu juventud.

4 El Señor ha jurado

y no cambiará de parecer:

«Tú eres sacerdote para siempre,

según el orden de Melquisedec.»

El contexto nos ayuda a entender la pregunta y propuesta de Jesús. Al parecer los judíos aceptaban que este pasaje se refería al Mesías. ¿Porqué? Pienso que es por el alto puesto y honor que se le concede. “Siéntate a mi derecha.” En la traducción que estamos usando el texto dice, “dijo el Señor a mi Señor.” Se usa dos veces la palabra Señor. En el Hebreo en el Salmo, el primer Señor es la palabra Yahwéh o Jehová. Es el nombre propio de Dios. El segundo señor es una palabra común que se puede usar como Rey, jefe o encargado. Entonces David habla de que Dios mismo, Yahwéh, le dice a un “señor” que se sienta a su derecha. Esto es a la derecha ¡de Dios mismo! ¿Que humano simple podría tener tal honor? Entonces vemos que el versículo esta hablando de alguien que no sólo es señor o amo de David, sino alguien que esta sentado a la derecha de Dios. Jesús toma para si este gran honor en este pasaje.

Mateo 26

64 —Tú lo has dicho —respondió Jesús—. Pero yo les digo a todos: De ahora en adelante verán ustedes al Hijo del hombre sentado a la derecha del Todopoderoso, y viniendo en las nubes del cielo.

65 —¡Ha blasfemado! —exclamó el sumo sacerdote, rasgándose las vestiduras—. ¿Para qué necesitamos más testigos? ¡Miren, ustedes mismos han oído la blasfemia!

Jesús se refería a si mismo como el Hijo del hombre. Aquí dice que lo van a ver, “¡sentado a la derecha del Todopoderoso!” Esto es exactamente lo que dice David. Podemos ver que tan gran honor es sentarse a la derecha de Dios al ver la reacción del sumo sacerdote, “¡Ha blasfemado!” El decir que te vas a sentar a la derecha de Dios es hacerte igual a Dios. Esto es lo que Jesús dice de si mismo. Y muy importante, Jesús les esta diciendo que esto no debe ser algo inesperado ya que David lo escribió desde antes.

Bien planteada la pregunta de Jesús. “Si David lo llama ‘Señor’, ¿cómo puede entonces ser su hijo?

Podría comentar mucho de este tema. Aquí me limito a decir que Pedro usa este texto del Salmo 110 en su sermón en el día de pentecostés. El libro de Hebreos usa el versículo cuatro del Salmo 110 para hablar de Jesús como sacerdote eterno.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: