No pueden servir a la vez a Dios y a las riquezas – Comentarios Lucas 16-17

Sin lugar a dudas Jesús enfatiza la vida eterna más que lo enfatiza la iglesia moderna. En esta parábola Jesús nos dice que debemos invertir los bienes de este mundo en la vida eterna.

Lucas 16

1 Jesús contó otra parábola a sus discípulos: «Un hombre rico tenía un administrador a quien acusaron de derrochar sus bienes. 2 Así que lo mandó a llamar y le dijo: “¿Qué es esto que me dicen de ti? Rinde cuentas de tu administración, porque ya no puedes seguir en tu puesto.” 3 El administrador reflexionó: “¿Qué voy a hacer ahora que mi patrón está por quitarme el puesto? No tengo fuerzas para cavar, y me da vergüenza pedir limosna. 4 Tengo que asegurarme de que, cuando me echen de la administración, haya gente que me reciba en su casa. ¡Ya sé lo que voy a hacer!”

La dinámica de esta parábola es el hecho que el administrador recibe la noticia que no va a seguir en el puesto que tenía. El paralelo para nosotros es que sabemos, o demos saber que no siempre vamos a estar en este mundo. Tarde o temprano en el momento menos esperado vamos a ir, si somos creyentes, a la vida eterna.

Lucas 16

5 »Llamó entonces a cada uno de los que le debían algo a su patrón. Al primero le preguntó: “¿Cuánto le debes a mi patrón?” 6 “Cien barriles de aceite”, le contestó él. El administrador le dijo: “Toma tu factura, siéntate en seguida y escribe cincuenta.” 7 Luego preguntó al segundo: “Y tú, ¿cuánto debes?” “Cien bultos de trigo”, contestó. El administrador le dijo: “Toma tu factura y escribe ochenta.”

8 »Pues bien, el patrón elogió al administrador de riquezas mundanas por haber actuado con astucia. Es que los de este mundo, en su trato con los que son como ellos, son más astutos que los que han recibido la luz. 9 Por eso les digo que se valgan de las riquezas mundanas para ganar amigos, a fin de que cuando éstas se acaben haya quienes los reciban a ustedes en las viviendas eternas.

Jesús dice que el patrón elogió al administrador por su astucia. Jesús dice que, “los de este mundo”, “¡son más astutos que los que han recibido la luz!” Asi que Jesús nos esta diciendo que si vamos a ser astutos vamos a usar los bienes de este mundo para invertir en “las viviendas eternas”.

Inicialmente causa incomodidad el que Jesús este usando una parábola de un administrador que derrocha los bienes de su patrón. La Nueva Versión Internacional traduce, que se valgan de las “riquezas mundanas” para ganar amigos. Creo que esta mejor en este caso la traducción de la versión Reina Valera 1960.

Lucas 16 (Versión RV 1960)

9 Y yo os digo: Ganad amigos por medio de las riquezas injustas, para que cuando éstas falten, os reciban en las moradas eternas.

Podemos ver aquí que se traduce como, ganad amigos por medio de las “riquezas injustas.” Creo que esto esta más apegado al griego. Así vemos que Jesús esta usando a propósito un ejemplo de injusticia, para decirnos que los bienes o riquezas en este mundo ¡no están distribuidas en forma justa!

Bueno, regresando a la astucia. ¿Cuanto dinero tienes en el banco? ¿Cuanto tienes invertido en bienes raíces? ¿Tienes inversión en la bolsa de valores? Pero dime, ¿cuanto tienes invertido en tus moradas eternas? ¿Cuales de todos estos van a desaparecer? ¿Cual va a quedar?

Realmente sólo hay dos preguntas que contestar. 1) ¿Crees verdaderamente en la vida eterna? 2) ¿Eres astuto?

Lucas 16

10 »El que es honrado en lo poco, también lo será en lo mucho; y el que no es íntegro en lo poco, tampoco lo será en lo mucho. 11 Por eso, si ustedes no han sido honrados en el uso de las riquezas mundanas, ¿quién les confiará las verdaderas? 12 Y si con lo ajeno no han sido honrados, ¿quién les dará a ustedes lo que les pertenece?

De nuevo aquí lo que esta traducido como, “si ustedes no han sido honrados en el uso de las riquezas mundanas.” Estaría mejor traducido como, “Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles.” Esto pone mucha más importancia en el tema. De nuestro manejo de las riquezas injustas aquí se va a determinar si los da los que nos pertenece.

13 »Ningún sirviente puede servir a dos patrones. Menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. Ustedes no pueden servir a la vez a Dios y a las riquezas.»

Aquí vemos que Lucas relata que Jesús vuelve a usar la misma enseñanza que vimos en los primeros capítulos de Mateo. “Ustedes no pueden servir a la vez a Dios y a las riquezas.” No es cosa de mezclar o dar prioridades a uno o el otro. No. No hay compatibilidad entre servir a las riquezas y servir a Dios. El llamado a seguir a Dios y diezmar para que tengas aún más dinero no está de acuerdo con la enseñanza de Jesús, es una mentira.

Lucas 16

14 Oían todo esto los fariseos, a quienes les encantaba el dinero, y se burlaban de Jesús. 15 Él les dijo: «Ustedes se hacen los buenos ante la gente, pero Dios conoce sus corazones. Dense cuenta de que aquello que la gente tiene en gran estima es detestable delante de Dios.

Tu predicador favorito, ¿al igual que los fariseos le encanta el dinero? Y tu iglesia, ¿le encanta gastar el dinero en bienes materiales o busca ayudar a la gente necesitada? Algunas de las cosas que estimamos grandemente son detestables ante Dios.

(¡Perdón por sustituir a predicadores por fariseos!)

Aunque es muy conocido la historia del hombre rico y Lázaro quiero hacer algunos comentarios. Primero no dice que es una parábola. Dice, “había un hombre rico.

Lucas 16

19 »Había un hombre rico que se vestía lujosamente y daba espléndidos banquetes todos los días. 20 A la puerta de su casa se tendía un mendigo llamado Lázaro, que estaba cubierto de llagas 21 y que hubiera querido llenarse el estómago con lo que caía de la mesa del rico. Hasta los perros se acercaban y le lamían las llagas.

Debemos notar la frase, “hubiera querido llenarse el estómago.” Eso nos da a entender que no se llenaba el estómago ni siquiera con los desperdicios de la mesa del rico.

Lucas 16

22 »Resulta que murió el mendigo, y los ángeles se lo llevaron para que estuviera al lado de Abraham. También murió el rico, y lo sepultaron. 23 En el infierno, en medio de sus tormentos, el rico levantó los ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro junto a él.

No olvidemos que es Jesús quien esta hablando aquí. Dice así, “murió el rico, y lo sepultaron, en el infierno.” No es lo mismo el sepulcro que el infierno. ¡Jesús enseña que hay un infierno de castigo! En otro pasaje Jesús hablaba de que los que no llegan al reino de los cielos van a ver a los que si están en el reino de los cielos. Así que el rico vio a Lázaro con Abraham.

Lucas 16

24 Así que alzó la voz y lo llamó: “Padre Abraham, ten compasión de mí y manda a Lázaro que moje la punta del dedo en agua y me refresque la lengua, porque estoy sufriendo mucho en este fuego.” 25 Pero Abraham le contestó: “Hijo, recuerda que durante tu vida te fue muy bien, mientras que a Lázaro le fue muy mal; pero ahora a él le toca recibir consuelo aquí, y a ti, sufrir terriblemente. 26 Además de eso, hay un gran abismo entre nosotros y ustedes, de modo que los que quieren pasar de aquí para allá no pueden, ni tampoco pueden los de allá para acá.”

En el infierno, el hombre rico sigue pensando que él es superior a Lázaro. Sigue pensando que por su dinero y la pobreza anterior de Lázaro que el puede enviar a Lázaro ¡a hacer sus encargos! En vida, escogió ignorar a Lázaro en vez de darle los desperdicios de su mesa. A pesar de eso, piensa que puede dar órdenes a Lázaro. Nos podemos quedar pensando que hizo Lázaro para merecer estar junto a Abraham. Dios sabe eso. Lo que es obvio es porque al rico le toca, “sufrir terriblemente.” Jesús esta hablando de sufrir terriblemente. No tengas una falsa idea de que Jesús es puro amor y no enviaría a nadie al infierno. Nos esta diciendo que es un juez justo y si los va a enviar. Solo creyendo en Jesús y arrepintiéndonos entramos bajo la gracia de Dios para evitar el infierno.

Lucas 16

27 »Él respondió: “Entonces te ruego, padre, que mandes a Lázaro a la casa de mi padre, 28 para que advierta a mis cinco hermanos y no vengan ellos también a este lugar de tormento.” 29 Pero Abraham le contestó: “Ya tienen a Moisés y a los profetas; ¡que les hagan caso a ellos!” 30 “No les harán caso, padre Abraham —replicó el rico—; en cambio, si se les presentara uno de entre los muertos, entonces sí se arrepentirían.” 31 Abraham le dijo: “Si no les hacen caso a Moisés y a los profetas, tampoco se convencerán aunque alguien se levante de entre los muertos.” »

Otra vez el rico piensa que puede enviar a Lázaro a un encargo. ¿Cual es el encargo? Que vaya, “a mis cinco hermanos y no vengan ellos también a este lugar de tormento.” Jesús nos esta advirtiendo. No creo que podamos decir que no entendimos.

Probablemente Jesús se esta adelantando a los que no van a creer aún después de su resurrección cuando dice, “Si no les hacen caso a Moisés y a los profetas, tampoco se convencerán aunque alguien se levante de entre los muertos.”

Pasamos al siguiente capítulo en dónde Jesús nos habla de la actitud que debe tener un persona que quiere ser discípulo o siervo de Jesús.

Lucas 17

7 »Supongamos que uno de ustedes tiene un siervo que ha estado arando el campo o cuidando las ovejas. Cuando el siervo regresa del campo, ¿acaso se le dice: “Ven en seguida a sentarte a la mesa”? 8 ¿No se le diría más bien: “Prepárame la comida y cámbiate de ropa para atenderme mientras yo ceno; después tú podrás cenar”? 9 ¿Acaso se le darían las gracias al siervo por haber hecho lo que se le mandó? 10 Así también ustedes, cuando hayan hecho todo lo que se les ha mandado, deben decir: “Somos siervos inútiles; no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber.”

Jesús describe lo que probablemente era un día normal en la vida de un siervo en esa época. No había jornadas de ocho horas ni igualdad de derechos. El siervo hace el trabajo duro en el campo. A mi me gusta pensar en esta parte como el ministerio a otros. Luego el siervo llega a casa y hace un trabajo de servir personalmente la cena al amo. A mi me gusta pensar en esto como nuestra alabanza y adoración a Jesús. Jesús pregunta si el amo le da las gracias. Jesús da la aplicación, “Así también ustedes, cuando hayan hecho todo lo que se les ha mandado, deben decir: ‘Somos siervos inútiles; no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber.’” Pienso que cualquiera que va a servir en un ministerio en una iglesia debe tener que firmar un acuerdo que sea este pasaje. No sirves para adueñarte de algún puesto. No sirves para que te alaben por tu servicio. No sirves para tener una posición mayor que algún otro. Sirves para cumplir con tu deber.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: