Comentarios sobre Mateo 11

Que bueno es leer los evangelios. Tenemos nuestra visión y comprensión de Jesús en nuestro andar diario en comunión con Él. Al regresar a los evangelios, refrescamos, ampliamos y profundizamos nuestro conocimiento de Jesús. Es como ir a comer y convivir con un amigo, un familiar o quizás hasta nuestra pareja. Si tomamos tiempo de convivencia, los conocemos mejor y se enriquece nuestra relación.

En este pasaje Jesús mismo nos enseña acerca de quien es Él, porque debemos creer y que pasa si no creemos.

Mateo 11

20 Entonces comenzó Jesús a denunciar a las ciudades en que había hecho la mayor parte de sus milagros, porque no se habían arrepentido. 21 «¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Si se hubieran hecho en Tiro y en Sidón los milagros que se hicieron en medio de ustedes, ya hace tiempo que se habrían arrepentido con muchos lamentos. 22 Pero les digo que en el día del juicio será más tolerable el castigo para Tiro y Sidón que para ustedes. 23 Y tú, Capernaúm, ¿acaso serás levantada hasta el cielo? No, sino que descenderás hasta el abismo. Si los milagros que se hicieron en ti se hubieran hecho en Sodoma, ésta habría permanecido hasta el día de hoy. 24 Pero te digo que en el día del juicio será más tolerable el castigo para Sodoma que para ti.»

“Comenzó Jesús a denunciar,” quizás nos toma de sorpresa, por lo menos si no tenemos una apreciación bíblica de quien es Jesús. Jesús es amor, si, tiene gracia para todos, si, reciben el beneficio de esa gracia quienes se acercan a Él para recibirla, si. Pero Jesús no es opcional. Jesús no es Dios sólo de quienes quieren recibirlo. El es verdaderamente Dios. Es Creador del mundo en que ha encarnado.

¿A quienes denuncia? Pues, “a las ciudades en que había hecho la mayor parte de sus milagros.” Jesús, Dios, ha venido a ellos para ofrecerles perdón. Ha demostrado con obras sobrenaturales que Él es Dios. Menciona por nombre, “a las ciudades en que había hecho la mayor parte de sus milagros.” ¿Cual era el objetivo de sus milagros? ¿El objetivo era tener cada día más y más personas viniendo de lejos para obtener un milagro? ¿Quería Jesús hacer un gran templo o edificio? ¿Quería Jesús que le dieran mucho dinero para tener un gran presupuesto para su ministerio? Y acabando de escribir eso hasta me da risa. ¡Si Él es el Creador del universo, ¿que falta le hacen ofrendas? No lo borro por lo risible, porque nos hace falta subrayar que esto no es el objetivo de Jesús.

La denuncia de Jesús es, “porque no se habían arrepentido.” Jesús vino a llamarnos a arrepentirnos. Como vemos los milagros de Jesús fueron con el propósito de llevarnos a arrepentirnos. Estas ciudades experimentaron los milagros, pero no se arrepintieron.

Como no se arrepintieron, Jesús les habla del día de juicio, les habla de castigo. Pablo en su carta a los Romanos habla de la ira de Dios que lleva a castigo.

Romanos 1

18 Ciertamente, la ira de Dios viene revelándose desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los seres humanos, que con su maldad obstruyen la verdad.

Pablo, dice que la ira de Dios viene revelándose desde el cielo contra toda impiedad. Impiedad es no tratar correctamente a Dios. Ya que Dios existe, el tratarlo mal es tan malo como la injusticia de tratar mal a nuestro prójimo. Pablo esta enseñado a Jesús del día de juicio, a Jesús Dios justo y juez.

Aprendemos algo adicional acerca del juicio de Dios en esta enseñanza de Jesús. Jesús dice, “les digo que en el día del juicio será más tolerable el castigo para Tiro y Sidón que para ustedes.” Vemos que el rechazar a Jesús, el no arrepentirse, nos traerá castigo en el día de juicio. Jesús nos explica que dentro de este castigo, hay un castigo, “más tolerable” que otro. Eso es justo, según el grado de rebelión a Dios esta el nivel del castigo. En este caso, que Jesús menciona, el grado de más o menos tolerable, del castigo depende de cuanto Dios se ha dado a conocer a nosotros. Como estas ciudades vieron los milagros y no se arrepintieron su castigo va a ser menos tolerable.

Por si quedara alguna duda de que tenemos que creer en Dios y en Jesús más adelante este este versículo.

Mateo 11

27 »Mi Padre me ha entregado todas las cosas. Nadie conoce al Hijo sino el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo quiera revelarlo.

Jesús es el que nos tiene que revelar al Padre. Sólo conocemos a Dios por medio de Jesús.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: