Comentarios sobre Lucas 7

Aprovecho subrayar los casos en que el texto, que leemos, enseña algo que no se toma en cuenta, debidamente hoy en día.

Jesús hace unos comentarios acerca de Juan el Bautista. Concluye con este versículo acerca de Juan el Bautista.

Lucas 7

27 Éste es de quien está escrito:

»“Yo estoy por enviar a mi mensajero delante de ti,

el cual preparará el camino.”

Jesús cita Malaquías 3:1 y dice que Juan el Bautista es el mensajero que prepara el camino para el Mesías.

En los siguientes versículos, se relata lo que ocurrió después de que Jesús ha hecho estos comentarios acerca de Juan el Bautista.

Lucas 7

29 Al oír esto, todo el pueblo, y hasta los recaudadores de impuestos, reconocieron que el camino de Dios era justo, y fueron bautizados por Juan. 30 Pero los fariseos y los expertos en la ley no se hicieron bautizar por Juan, rechazando así el propósito de Dios respecto a ellos.

Lo que es interesante notar aquí es que describe a los fariseos y expertos en la ley, al no ser bautizados por Juan, con estas palabras, “rechazando así el propósito de Dios respecto a ellos.” La palabra en griego que se traduce como “propósito”, también podría traducirse como “consejo”. Así que rechazaron el propósito o consejo de Dios para ellos. Hay cierto razonamiento de teólogos que dirían que si algo es propósito de Dios siempre se cumple. Aquí como en otras partes de la Palabra encontramos que Jesús tiene un propósito para las personas, pero ellos van en contra de su propósito. Pablo explica este propósito en su carta a Timoteo.

1 Timoteo 2

3 Esto es bueno y agradable a Dios nuestro Salvador, 4 pues él quiere que todos sean salvos y lleguen a conocer la verdad.

¿Quien tiene la culpa entonces? Si Dios tenía un propósito de salvación para los fariseos y expertos de la ley, pero ellos rechazaron ese propósito. ¿De quien es la culpa? De ellos, ¿verdad?

Más adelante en el mismo capítulo encontramos este relato.

Lucas 7

36 Uno de los fariseos invitó a Jesús a comer, así que fue a la casa del fariseo y se sentó a la mesa. 37 Ahora bien, vivía en aquel pueblo una mujer que tenía fama de pecadora. Cuando ella se enteró de que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, se presentó con un frasco de alabastro lleno de perfume. 38 Llorando, se arrojó a los pies de Jesús, de manera que se los bañaba en lágrimas. Luego se los secó con los cabellos; también se los besaba y se los ungía con el perfume.

¿Que esta haciendo esta mujer? ¿Que motiva a esta mujer? Tenemos que calificar lo que hace como un acto de suprema adoración. Se humilla a si misma y enaltece a Jesús. Entendemos, por otros pasajes, que los pies se consideraba la parte más desagradable de una persona. Juan el Bautista decía, “no soy digno ni siquiera de desatarle la correa de las sandalias.” Esta mujer encuentra los pies de Jesús, dignos de ser bañadas con sus lagrimas, pies dignos de ser besados, dignos de ser ungidos con perfume. La mujer considera que su pelo, “que es una gloria para la mujer,” es instrumento humilde como para secar los gloriosos pies de Jesús. Ella esta adorando a Jesús, ha encontrado que Jesús es merecedor de su adoración.

Es importante notar que esta llorando, esta llorando tanto que bañaba los pies de Jesús en lagrimas. ¿Porque llora? Bueno, ella no es María, la hermana de Marta y Lázaro, que conocía a Jesús. El fariseo, anfitrión, la clasifica como pecadora. Jesús, después de comentar lo que hace, le dice, “tus pecados quedan perdonados.” Entonces vemos que ella es una pecadora. Entendemos que sus lagrimas, su llorar es un llanto de arrepentimiento. No solo reconoce que ella es pecadora, sino estando en otro lugar, reconoció que era bueno y necesario presentarse ante Jesús en una adoración de arrepentimiento. Jesús es Santo y digno de adoración. Llora porque reconoce que su pecado es triste y causa de dolor. Su pecado le ha causado dolor a ella misma, dolor a otros, probablemente dolor a quienes más amaba, y su pecado ha causado dolor a Dios, ha causado dolor a Jesús. Ahora esta en presencia de Jesús, porque sintió la necesidad de ir a dónde Jesús estaba. Sintió la necesidad de ir y adorarlo y llorar lagrimas de arrepentimiento.

¿Logramos ver este cuadro? ¿Logramos entender lo que esta ocurriendo aquí?

¿Podemos sentir, por un momento, lo lejos que esta adoración de arrepentimiento, de nuestro concepto, “Dios te ama y tiene un plan maravilloso para tu vida”? ¿Que tan lejos de lo que ocurre aquí estamos con, “crea en Jesucristo y te dará muchas bendiciones”?

Lucas 7

39 Al ver esto, el fariseo que lo había invitado dijo para sí: «Si este hombre fuera profeta, sabría quién es la que lo está tocando, y qué clase de mujer es: una pecadora. »

40 Entonces Jesús le dijo a manera de respuesta:

Simón, tengo algo que decirte.

Dime, Maestro —respondió.

41 —Dos hombres le debían dinero a cierto prestamista. Uno le debía quinientas monedas de plata, y el otro cincuenta. 42 Como no tenían con qué pagarle, les perdonó la deuda a los dos. Ahora bien, ¿cuál de los dos lo amará más?

43 —Supongo que aquel a quien más le perdonó —contestó Simón.

Has juzgado bien —le dijo Jesús.

Jesús le da una clase de gracia al fariseo, pero también a nosotros. La gracia, el entender bien porque necesitamos gracia, debe generar en nosotros gratitud y amor. La adoración de arrepentimiento de esta mujer no es porque no estaba bajo la gracia. No. Ella fue a Jesús para obtener gracia y el perdón que la gracia da y vemos que Jesús se lo da.

¿Tenemos el amor y la adoración hacia Jesús que esta mujer demostró? Veamos este pasaje de Pablo.

1 Timoteo 1

15 Este mensaje es digno de crédito y merece ser aceptado por todos: que Cristo Jesús vino al mundo a salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. 16 Pero precisamente por eso Dios fue misericordioso conmigo, a fin de que en mí, el peor de los pecadores, pudiera Cristo Jesús mostrar su infinita bondad. Así vengo a ser ejemplo para los que, creyendo en él, recibirán la vida eterna. 17 Por tanto, al Rey eterno, inmortal, invisible, al único Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Pablo, al hablar de pecadores, dice “de los cuales yo soy el primero.” No dice yo fui, sino yo soy. Acuérdense que Pablo mismo nos enseña acerca de la santificación y como nuestras vidas deben cambiar por tener viviendo en nosotros el mismo Espíritu que levanto a Jesús de entre los muertos. ¿Que dice Pablo? Dice que la misericordia de Dios con el, muestra la infinita bondad de Cristo Jesús. Si se fijan, el recordar todo esto lo lleva a alabar a Dios, “al Rey eterno, inmortal, invisible, al único Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos.”

Lucas 7

44 Luego se volvió hacia la mujer y le dijo a Simón:

¿Ves a esta mujer? Cuando entré en tu casa, no me diste agua para los pies, pero ella me ha bañado los pies en lágrimas y me los ha secado con sus cabellos. 45 Tú no me besaste, pero ella, desde que entré, no ha dejado de besarme los pies. 46 Tú no me ungiste la cabeza con aceite, pero ella me ungió los pies con perfume. 47 Por esto te digo: si ella ha amado mucho, es que sus muchos pecados le han sido perdonados. Pero a quien poco se le perdona, poco ama.

48 Entonces le dijo Jesús a ella:

Tus pecados quedan perdonados.

49 Los otros invitados comenzaron a decir entre sí: «¿Quién es éste, que hasta perdona pecados? »

50 —Tu fe te ha salvado —le dijo Jesús a la mujer—; vete en paz.

No sabemos la motivación del fariseo en invitar a Jesús a su casa. Jesús nota que su recibimiento no fue con mucha apreciación. No lo beso, no lo ungió y no le lavo los pies. Seguramente el fariseo no se sentía como lo que veía de esta mujer. El fariseo quizás pensaba que no estaba tan mal. No necesita perdón o solo necesitaba poco de Jesús y por lo tanto tenía poco amor y gratitud para con Jesús. ¿Vemos esta actitud en nuestra vida?

El relato es glorioso porque no solo vemos que Jesús ejerce gracia hacía esta mujer pecadora, como nosotros. Vemos que Jesús tiene el poder ¡de perdonar pecados!!

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: