Algunos Comentarios sobre Mateo 12, Marcos 3 y Lucas 6

Como hemos venido observando, el día sábado fue más que cualquier otra cosa el detonador del conflicto entre los judíos religiosos y Jesús. En Mateo 12, Marcos 3 y Lucas 6 tenemos el relato de dos incidentes relativos al sábado. En estos dos casos vamos a ver en primer lugar que no eran accidentales, sino que Jesús da una enseñanza clara y específica sobre el sábado y su persona.

Veamos el relato de Mateo que también esta en Lucas. Como es costumbre intercalo algunos comentarios.

Mateo 12

1 Por aquel tiempo pasaba Jesús por los sembrados en sábado. Sus discípulos tenían hambre, así que comenzaron a arrancar algunas espigas de trigo y comérselas. 2 Al ver esto, los fariseos le dijeron:

¡Mira! Tus discípulos están haciendo lo que está prohibido en sábado.

El que los discípulos arrancaran las espigas de trigo, los fariseos tomaban esto como trabajo, y ya no deberían trabajar en sábado, tampoco deberían arrancar las espigas.

¿Tenían los fariseos un concepto exagerado de la ley del sábado? ¿Todo este conflicto es sólo por diferencias en la percepción de la ley referente al día de reposo?

Veamos lo que dice Éxodo en cuanto al maná y podemos juzgar hasta que punto tienen o no razón los fariseos. El pasaje tiene que ver con el pan, que llamaban maná, que Dios les esta dando en el campo fuera del campamento.

Éxodo 16

25 —Cómanlo hoy sábado —les dijo Moisés—, que es el día de reposo consagrado al Señor. Hoy no encontrarán nada en el campo. 26 Deben recogerlo durante seis días, porque el día séptimo, que es sábado, no encontrarán nada.

27 Algunos israelitas salieron a recogerlo el día séptimo, pero no encontraron nada, 28 así que el Señor le dijo a Moisés: «¿Hasta cuándo seguirán desobedeciendo mis leyes y mandamientos? 29 Tomen en cuenta que yo, el Señor, les he dado el sábado. Por eso en el día sexto les doy pan para dos días. El día séptimo nadie debe salir. Todos deben quedarse donde estén.»

30 Fue así como los israelitas descansaron el día séptimo.

Sabemos que los israelitas no tenían que sembrar el maná, ni trabajar el campo en ninguna forma para obtenerlo. Por provisión divina simplemente caía en el campo. Lo único que tenía que hacer era caminar a dónde estaba y levantarlo. ¿Les parece casi lo mismo que estaban haciendo los discípulos? Quizás era más trabajo arrancar espigas que levantar maná. Al querer alguno israelitas salir a recoger maná en sábado Dios les reclamó, “¿Hasta cuándo seguirán desobedeciendo mis leyes y mandamientos?” Creo que la interpretación que los fariseos daban a la ley del sábado esta bastante cercano a lo que Dios instruyo acerca del maná y el sábado. En esa ocasión Dios les indica, “El día séptimo nadie debe salir. Todos deben quedarse donde estén.”

A la luz de esto, ¿cómo responde Jesús a su acusación?

Mateo 12

3 Él les contestó:

¿No han leído lo que hizo David en aquella ocasión en que él y sus compañeros tuvieron hambre? 4 Entró en la casa de Dios, y él y sus compañeros comieron los panes consagrados a Dios, lo que no se les permitía a ellos sino sólo a los sacerdotes. 5 ¿O no han leído en la ley que los sacerdotes en el templo profanan el sábado sin incurrir en culpa?

Es sorprendente la respuesta de Jesús. Cita el caso de David y los panes consagrados. En las mismas palabras de Jesús, “comieron los panes consagrados a Dios, lo que no se les permitía a ellos.” Jesús cita un caso de desobediencia a la ley. Se que esta fuerte la palabra “desobediencia”, entonces ¿como le debemos llamar entonces? Hiceiron, “lo que no se les permitía a ellos.”

El ejemplo de David y los panes consagrados esta parecido a lo que están haciendo sus discípulos, ambos buscan saciar su hambre. Jesús agrega otro ejemplo o caso, que no es tan parecido. Los sacerdotes tienen que hacer su trabajo en sábado, así que Jesús pregunta, “¿O no han leído en la ley que los sacerdotes en el templo profanan el sábado sin incurrir en culpa?”

Jesús sigue entonces con estas declaraciones sobre su persona.

Mateo 12

6 Pues yo les digo que aquí está uno más grande que el templo. 7 Si ustedes supieran lo que significa: “Lo que pido de ustedes es misericordia y no sacrificios” , no condenarían a los que no son culpables. 8 Sepan que el Hijo del hombre es Señor del sábado.

Jesús hace dos aseveraciones muy fuertes y definitivas. Primero, “¡aquí está uno más grande que el templo!” Y luego, “¡el Hijo del hombre es Señor del sábado!” Debe quedar claro que Jesús no viene a continuar con el sistema de la ley y del templo.

Podemos entender la reacción tan fuerte de los fariseos y demás judíos. Jesús esta poniendo a un lado su ley y aún su templo.

Los evangelistas reconocen que este es un cambio fuerte y definitivo. Después de relatar este intercambio en relación a recoger espigas en sábado, Mateo pasa a relatar lo que ocurre en la sinagoga. Mateo dice, “Pasando de allí, entró en la sinagoga.” Pero quiero que vemos lo que paso en la sinagoga en el evangelio de Marcos primero. Leamos.

Marcos 3

1 En otra ocasión entró en la sinagoga, y había allí un hombre que tenía la mano paralizada. 2 Algunos que buscaban un motivo para acusar a Jesús no le quitaban la vista de encima para ver si sanaba al enfermo en sábado. 3 Entonces Jesús le dijo al hombre de la mano paralizada:

Ponte de pie frente a todos.

4 Luego dijo a los otros:

¿Qué está permitido en sábado: hacer el bien o hacer el mal, salvar una vida o matar? …

No si sea demasiado fuerte hablar del “choque” entre Jesús y el sábado. Ese es la palabra que se me viene a la mente. Llamarle como quieras, el hecho es que esto no es casual o insignificante. Jesús lo pone como tema central. “¿Qué está permitido en sábado? ¿hacer el bien o hacer el mal? ¿salvar una vida o matar?” Quizás les debo recordar que el guardar el sábado es uno de los diez mandamientos. Eso nos ayuda a entender lo fuerte que es esta discusión y estas preguntas.

¿Cual es la respuesta que dan a las preguntas de Jesús?

Marcos 3

4 … Pero ellos permanecieron callados. 5 Jesús se les quedó mirando, enojado y entristecido por la dureza de su corazón, y le dijo al hombre:

Extiende la mano.

La extendió, y la mano le quedó restablecida.

No dieron contestación a las preguntas de Jesús. ¿Cual fue la reacción de Jesús a su silencio? Fuerte lo que dice, “quedó mirando, ¡enojado y entristecido por la dureza de su corazón!” Tenían un corazón tan duro que preferían dejar al hombre con su mano paralizada, antes que quizás violar la ley. La verdad, si nos ponemos en su situación, habiendo aprendido a seguir la ley toda su vida, es difícil la decisión.

Como vimos, Jesús es mayor que el templo y es Señor del sábado. Jesús viene a establecer un nuevo pacto. Para Jesús entonces lo que hay que hacer es obvio. “Extiende la mano.” Y el hombre quedo restablecido.

Marcos relata lo que ocurre como resultado.

Marcos 3

6 Tan pronto como salieron los fariseos, comenzaron a tramar con los herodianos cómo matar a Jesús.

Esta controversia, este choque, lleva a los fariseos a querer matar a Jesús.

Vemos el relato de este hombre con una mano paralizada también en Mateo. Mateo agrega algo adicional de la enseñanza de Jesús ese día, así que veámoslo.

Mateo 12

9 Pasando de allí, entró en la sinagoga, 10 donde había un hombre que tenía una mano paralizada. Como buscaban un motivo para acusar a Jesús, le preguntaron:

¿Está permitido sanar en sábado?

11 Él les contestó:

Si alguno de ustedes tiene una oveja y en sábado se le cae en un hoyo, ¿no la agarra y la saca? 12 ¡Cuánto más vale un hombre que una oveja! Por lo tanto, está permitido hacer el bien en sábado.

13 Entonces le dijo al hombre:

Extiende la mano.

Así que la extendió y le quedó restablecida, tan sana como la otra.

Vemos que Jesús cita el caso de una oveja que cae en un hoyo en sábado. Jesús les pregunta, “¿no la agarra y la saca?” Al parecer Jesús espera una respuesta afirmativa, de que sacarían a la oveja. (No veo en la ley una excepción específica para este caso de una oveja.) En base al caso de una oveja en un hoyo, Jesús concluye, “¡Cuánto más vale un hombre que una oveja! Por lo tanto, está permitido hacer el bien en sábado.”

Esto es tremendamente molesto para los fariseos. Mateo reporta el mismo resultado que Marcos.

Mateo 12

14 Pero los fariseos salieron y tramaban cómo matar a Jesús.

Quieren matar a Jesús. ¿Que hace entonces Jesús? Bueno Mateo nos dice.

Mateo 12

15 Consciente de esto, Jesús se retiró de aquel lugar. …

Como lo quieren matar, Jesús se retira de aquel lugar. Creo que no es irreverente preguntar, ¿porqué? ¿porqué, si Jesús es Dios, creador de todo, huye? Si Jesús se molesto e hizo un látigo para correr a los comerciantes del templo, ¿porqué no enfrentarse así a estos fariseos?

Al seguir leyendo vemos que Mateo nos da la respuesta a esta interrogante.

Mateo 12

Muchos lo siguieron, y él sanó a todos los enfermos, 16 pero les ordenó que no dijeran quién era él. 17 Esto fue para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías:

18 «Éste es mi siervo, a quien he escogido,

mi amado, en quien estoy muy complacido;

sobre él pondré mi Espíritu,

y proclamará justicia a las naciones.

19 No disputará ni gritará;

nadie oirá su voz en las calles.

20 No acabará de romper la caña quebrada

ni apagará la mecha que apenas arde,

hasta que haga triunfar la justicia.

21 Y en su nombre pondrán las naciones su esperanza. »

¿Ven que Mateo cita la profecía que dice, “No disputará ni gritará”? Pero la profecía explica que esto es solo cuestión de prioridades. “No disputará ni gritará”, por ahora, “hasta que haga triunfar la justicia.” Jesús no va a disputar, ni forzar físicamente a los hombres de corazón duro. No, por ahora no. Jesús sabe que primero debe hacer, “triunfar la justicia.” Jesús tiene que ir a la cruz primero para comprar la justicia para los hombres injustos. Antes nada se gana con disputar o gritar. Igual cuando la gente lo quiere hacer rey, Jesús se retira de entre ellos. ¡Primero esta hacer triunfar la justicia en la cruz!

Hay mucho que comentar en los tres capítulos que leímos hoy, pero por brevedad, permítanme cambiar de tema para hacer notar un versículo que se toma fuera de contexto.

Leamos de nuevo estos versículos.

Lucas 6

37 »No juzguen, y no se les juzgará. No condenen, y no se les condenará. Perdonen, y se les perdonará. 38 Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes. »

39 También les contó esta parábola: «¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo? 40 El discípulo no está por encima de su maestro, pero todo el que haya completado su aprendizaje, a lo sumo llega al nivel de su maestro.

41 »¿Por qué te fijas en la astilla que tiene tu hermano en el ojo y no le das importancia a la viga que tienes en el tuyo? 42 ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Hermano, déjame sacarte la astilla del ojo” , cuando tú mismo no te das cuenta de la viga en el tuyo? ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás con claridad para sacar la astilla del ojo de tu hermano.

El versículo que se toma fuera de contexto y le cambian el sentido es el versículo treinta y ocho. “Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante.” Este versículo se usa fuera de contexto para pedir ofrendas, donativos y dinero. Se enfatiza que si dan, dinero se les va a regresar una medida llena, apretada, sacudida y desbordante.

Pero el contexto no es dinero. El contexto es no juzgar, no condenar, sino perdonar al nuestro hermano. Debemos darle perdón a nuestro hermano. De la misma forma se nos perdonara a nosotros.

Sabemos que este es el contexto del versículo porque de eso habla el versículo anterior y dos versículos adelante todavía esta hablando del mismo tema de no juzgar a mi hermando. “¿Por qué te fijas en la astilla que tiene tu hermano en el ojo y no le das importancia a la viga que tienes en el tuyo?”

Más que ofrendas de dinero a Jesús le interesa que vivamos en Su amor en comunión, no juzgando, no condenando uno al otro, sino perdonándonos uno al otro.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: