¿Cremación o Entierro?

En términos Bíblicos y dentro del Cristianismo ¿Es correcto cremar a una persona cuando muere? ¿Si?, ¿Porqué? ¿No?, ¿Porqué?

Génesis 3

19 Te ganarás el pan con el sudor de tu frente,
hasta que vuelvas a la misma tierra
de la cual fuiste sacado.
Porque polvo eres,
y al polvo volverás.»

El hombre es polvo de la tierra. El fin del hombre mortal es volver al polvo. Pablo va a tomar este versículo en cuenta en sus comentarios sobre la resurrección.

1 Reyes 13

1 Sucedió que un hombre de Dios fue desde Judá hasta Betel en obediencia a la palabra del Señor. Cuando Jeroboán, de pie junto al altar, se disponía a quemar incienso, 2 el hombre de Dios, en obediencia a la palabra del Señor, gritó: «¡Altar, altar! Así dice el Señor: “En la familia de David nacerá un hijo llamado Josías, el cual sacrificará sobre ti a estos sacerdotes de altares paganos que aquí queman incienso. ¡Sobre ti se quemarán huesos humanos!” »

Dios predice que se van a sacrificar sacerdotes paganos sobre su altar. Podemos entender que esto sería quemarlos sobre el altar. En todo caso el texto habla de quemar huesos humanos. En este caso el quemar los sacerdotes y sus huesos es un castigo de Dios para mostrar su total ira contra esta idolatría.

2 Reyes 23

15 Derribó también el altar de Betel y el santuario pagano construidos por Jeroboán hijo de Nabat, que hizo pecar a Israel. Además, quemó el santuario pagano hasta convertirlo en cenizas, y le prendió fuego a la imagen de Aserá.

16 De regreso, al ver los sepulcros que había en la colina, Josías mandó que recogieran los huesos y los quemaran en el altar para profanarlo, cumpliendo así la palabra del Señor que el hombre de Dios había comunicado cuando anunció estas cosas. 17 Luego el rey preguntó:

—¿De quién es ese monumento que veo allá?

Y los habitantes de la ciudad le contestaron:

—Es el sepulcro del hombre de Dios que vino desde Judá, y que pronunció contra el altar de Betel lo que Su Majestad acaba de hacer.

Este es el relato del cumplimiento de la profecia de 1 de Reyes 13. Se puede entender que los que habían sido sepultados junto al santuario pagano fueron sepultados alli debido a su culto y fe en estos ídolos. Bajo la ley los muertos o sea sus cadaveres eran inmundos. Asi que el quemarlos sobre el altar pagano era para profanarlo y mostrar que no tenía nada de sagrado.

2 Crónicas 34

4 En su presencia fueron destruidos los altares de los baales y los altares sobre los que se quemaba incienso; también fueron despedazadas las imágenes para el culto a Aserá, y los ídolos y las imágenes de metal fundido fueron reducidos a polvo, el cual fue esparcido sobre las tumbas de los que les habían ofrecido sacrificios. 5 Quemó sobre los altares los huesos de los sacerdotes, purificando así a Judá y a Jerusalén. 6 Lo mismo hizo en las ciudades de Manasés, Efraín, Simeón y Neftalí, y en sus alrededores.

Este es otro relato del cumplimiento de la profecia de 1 de Reyes 13. Se menciona específicamente que quemaron los huestos de los sacerdotes. Dice que esto purifico a Judá, porque quita todo rastro de estos sacerdotes, Judío/paganos de Judá y Jerusalén.

Jeremías 8

1 » ” En aquel tiempo —afirma el Señor—, se exhumarán los huesos de los reyes y de los jefes de Judá, de los sacerdotes y de los profetas, y de los habitantes de Jerusalén. 2 Quedarán expuestos al sol y a la luna, y a todas las estrellas del cielo, cuerpos celestes a los que ellos amaron, sirvieron, consultaron y adoraron. No se les recogerá ni se les enterrará; ¡como estiércol quedarán sobre la faz de la tierra! 3 En todos los lugares por donde yo disperse a los sobrevivientes de esta nación malvada, los que hayan quedado preferirán la muerte a la vida. Lo afirma el Señor Todopoderoso.”

En este pasaje podemos ver que el exponer los huesos o restos de los seres humanos es otra forma en que Dios muestra su ira y castigo. Obviamente más que ser quemado a cenizas como los sacerdotes de los ídolos, el tener los huesos expuestos al los astros o ser enterrado, lo que importa es que juicio ha hecho Dios sobre mi vida.

Amós 2

1 Así dice el Señor:

«Los delitos de Moab han llegado a su colmo;

por tanto, no revocaré su castigo:

Porque quemaron los huesos del rey de Edom

hasta reducirlos a ceniza,

2 yo enviaré fuego sobre Moab

que consumirá las fortalezas de Queriot,

y morirá Moab en medio del estrépito

de gritos de guerra y toques de trompeta.

3 Destruiré al gobernante en medio de su pueblo,

y junto con él mataré a todos sus oficiales», dice el Señor.

Aqui vemos que Dios esta enojado porque Moab quemo los huesos del rey de Edom hasta reducirlos a ceniza. Ya vimos que Dios mismo usa esta práctica para castigar y deshonrar a los profetas paganos que merecían esa deshonra. Asi que no es el hecho de quemar los huesos en si que esta mal, sino en este caso lo hicierón no por juicio de Dios, sino por su propio gusto y con el fin de deshonrar al rey de Edom.

1 Corintios 15

35 Tal vez alguien pregunte: «¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Con qué clase de cuerpo vendrán?» 36 ¡Qué tontería! Lo que tú siembras no cobra vida a menos que muera. 37 No plantas el cuerpo que luego ha de nacer sino que siembras una simple semilla de trigo o de otro grano. 38 Pero Dios le da el cuerpo que quiso darle, y a cada clase de semilla le da un cuerpo propio. 39 No todos los cuerpos son iguales: hay cuerpos humanos; también los hay de animales terrestres, de aves y de peces. 40 Así mismo hay cuerpos celestes y cuerpos terrestres; pero el esplendor de los cuerpos celestes es uno, y el de los cuerpos terrestres es otro. 41 Uno es el esplendor del sol, otro el de la luna y otro el de las estrellas. Cada estrella tiene su propio brillo.

42 Así sucederá también con la resurrección de los muertos. Lo que se siembra en corrupción, resucita en incorrupción; 43 lo que se siembra en oprobio, resucita en gloria; lo que se siembra en debilidad, resucita en poder; 44 se siembra un cuerpo natural, resucita un cuerpo espiritual.

Si hay un cuerpo natural, también hay un cuerpo espiritual. 45 Así está escrito: «El primer hombre, Adán, se convirtió en un ser viviente»; el último Adán, en el Espíritu que da vida. 46 No vino primero lo espiritual sino lo natural, y después lo espiritual. 47 El primer hombre era del polvo de la tierra; el segundo hombre, del cielo. 48 Como es aquel hombre terrenal, así son también los de la tierra; y como es el celestial, así son también los del cielo. 49 Y así como hemos llevado la imagen de aquel hombre terrenal, llevaremos también la imagen del celestial.

50 Les declaro, hermanos, que el cuerpo mortal no puede heredar el reino de Dios, ni lo corruptible puede heredar lo incorruptible. 51 Fíjense bien en el misterio que les voy a revelar: No todos moriremos, pero todos seremos transformados, 52 en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados. 53 Porque lo corruptible tiene que revestirse de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad. 54 Cuando lo corruptible se revista de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad, entonces se cumplirá lo que está escrito: «La muerte ha sido devorada por la victoria.»

En primer lugar, ¡Aleluya! ¡Gloria a Dios!

Pablo cita Génesis 3:19 para recordar que nuestro cuerpo al igual que el de Adán es del polvo de la tierra. “El cuerpo mortal no puede heredar el reino de Dios”, asi que la forma en la que disponemos de un cuerpo físico no tiene absolutamente ningún efecto sobre la resurrección de los creyentes.

Pienso que los creyentes debemos ser los primeros en creer y enfatizar que el cuerpo es polvo de la tierra. No tenemos ninguna necesidad de tratar de preservarlo, ya que esperamos un nuevo cuerpo espiritual que Dios nos va a dar. Hasta dónde es posible debemos tratar con dignidad el cuerpo de cualquier persona.

Les cito un caso concreto para que ustedes juzquen que es más digno. En los panteones civíles de México, DF ya no hay entierro a prepetuidad. Asi que una familia con cariño y dignidad entierra el cuerpo de su ser querido en el panteon. Cual es la sorpresa que a los cinco años reciben una notificación de que debe acudir al panteon para recoger los “huesos” de su familiar. Estos se los dan en una bolsa y no necesariament son huesos limpios. No se me hace algo digno esta práctica. En lo personal creo que es más digno y respetuoso el cremar el cuerpo del ser querido. Idealmente esparcir las cenizas lo más rápido posible en algún lugar bello de la naturaleza.

Fallecio la mamá de una persona querida y esta persona tenía urgencia de cremar el cuerpo. Inicialmente se me hizo raro, pero luego me explico. “Mi mamá murio de cancer. ¿Para que quiero guardar ese cuerpo? ¡Ese cuerpo era el problema!” Impresionatemente cierto.

Romanos 8

22 Sabemos que toda la creación todavía gime a una, como si tuviera dolores de parto. 23 Y no sólo ella, sino también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente, mientras aguardamos nuestra adopción como hijos, es decir, la redención de nuestro cuerpo.

Le he compartido a mi familia que realmente no me importa que hacen cuando yo muera. Pero les dije que si tuviera a escoger, lo ideal para mi sería que envolvieran mi cuerpo desnudo en una sábana y llegaran a la tumba abierta y jalaran la sábana para dejar caer mi cuerpo directamente en la tierra, desnudo, sin caja ni nada asi. Ese sería mi forma de reconocer, del polvo vine y al polvo ira….. mi cuerpo. En lo personal he tenido la inmerecida bendición de vivir en comunión y con la presencia de Dios por muchas décadas. Esa comunión no sera interrumpida ni un instante cuando el aliento de vida de Dios deje este cuerpo mortal. En ese momento le dire al Señor lo que ahora le digo. Muchas veces no he sabido como amarte y muchas veces me ha faltado fidelidad en amarte, pero te amo y Tú lo sabes.

Juan 6

47 Ciertamente les aseguro que el que cree tiene vida eterna. 48 Yo soy el pan de vida. 49 Los antepasados de ustedes comieron el maná en el desierto, y sin embargo murieron. 50 Pero éste es el pan que baja del cielo; el que come de él, no muere. 51 Yo soy el pan vivo que bajó del cielo. Si alguno come de este pan, vivirá para siempre. Este pan es mi carne, que daré para que el mundo viva.

Tags:

One Response to “¿Cremación o Entierro?”

  1. Jonathan Searfoss Says:

    Un hermano me dijo que la cremación solamente acelera el proceso de ‘regresar al polvo’ porque solamente queda polvo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: