Juzgar a los demas…

Pastor / Bombero
Normalmente me gusta ver el trabajo de un pastor como el de un buen nutriólogo.
Un pastor debe dar a su congregación un alimento sano y balanceado. Semana a semana al buscar exponer ante nuestra iglesia la Palabra, en su integridad, en forma textual, creo que estamos nutriéndoles con el alimento que necesitan para ser cristianos sanos y una iglesia sana.
…….pero….. A veces el pastor tiene que ponerse el sombrero de bombero y buscar apagar fuegos. Fuegos que pueden ser peligrosos para nuestra vida cristiana y nuestra iglesia.  Como dicen, “pasa en las mejores familias”, Pablo escribió su carta a los Gálatas en calidad de bombero. De la misma forma escribió grandes partes de Corintios inclusive en la carta a los Hebreos el autor hace algo de buscar apagar fuegos. Cabe subrayar que todo esto resulto en la edificación de la iglesia. ¡Gloria a Dios!
¿Cual es el fuego? ¿Dónde están las llamas?
Bueno, pues varios miembros de nuestra iglesia fuimos invitados con mucho amor a una fiesta de quince años de una jovencita que todos queremos mucho. Dentro del programa de este evento se incluyo un mensaje, no una oración de bendición, no unas palabras breves para darte un tinte de aprobación de Dios, sino un espacio de 20 a  30 minutos para predicar la Palabra. ¡Impresionante! Los papas leyeron frente a todos pasajes de la Biblia a su hija con la exhortación de que lo pusiera en práctica en su vida por delante. Así que se vio el gran compromiso de esta familia con nuestro Señor Jesús. Gracias a Dios por eso. No hay muchas familias que están dispuestos a exponer y compartir su fe con sus familiares y amistades de esta forma.
……pero…… Algunos hermanos y hermanas de nuestra iglesia tomaron nota de unos pasos de baile y una fotos de nuestra hermana festejada. Pensaron y expresaron que estas fotos y pasos de baile no eran la forma correcta de presentarse como creyente. En pocas palabras sintieron la necesidad, por el bien del testimonio cristiano, de juzgar la libertad de nuestra hermana festejada. Cabe señalar que estoy convencido que todos ellos aman de verdad a nuestra hermana y a su familia. Ellos aman al Señor.  Ya agarrando vuelo, en este sentir de juzgar a los demás y poner las cosas en orden oí una voz que decía “y también la otra hermanita mira como esta”. ¡La verdad me espante y me pregunte en que iglesia estaba!!
Este incidente nos obliga a examinar en la práctica, en la vida como iglesia, que significa y como se deben vivir dos principios Bíblicos, relacionados entre si que son: 1) La libertad Cristiana y 2) El no juzgar a nuestro hermano en Cristo.
Así que me pongo el sombrero de Bombero, tomo la manguera del agua viva que es la Palabra y voy a tratar de sofocar este fuego en una forma Bíblica y edificante a la iglesia. Este va a ser el primero de dos o más e-mails sobre este tema y también voy a dejar a un lado la última predicación de Hechos para predicar dos o más mensajes sobre la Libertad Cristiana y el No Juzgar a Nuestros Hermanos.
Normalmente empezaría por la libertad Cristiana y luego me iría al tema de no juzgar a nuestros hermanos en Cristo. Este sería el orden que Pablo usa por lo menos en Romanos. Pero dado la urgencia voy a empezar con el tema de no juzgar a nuestros hermanos.
El texto que creo que no hace sentir el corazón de Dios, y lo que siento en mi corazón esta en Romanos 14:4 ¿Quién eres tú para juzgar al siervo de otro? Que se mantenga en pie, o que caiga, es asunto de su propio señor. Y se mantendrá en pie, porque el Señor tiene poder para sostenerlo.
Pablo dice ¡¡¡ESPERATE!!! Dios ha escogido a esta hermana. Él la ha hecho su sierva. Él esta haciendo una obra en su vida, al igual que en la vida de cada uno de nosotros. Y lo más gozoso de este texto es la afirmación “se mantendrá en pie”, ¿porqué?, “porque el Señor tiene poder para” sostenerla.
Bastaría una buena reflexión sobre este sólo texto para dar por terminado cualquier discusión sobre el juzgar a los demás. Aquí Pablo afirma que Dios esta haciendo la obra en sus siervos. Como Dios esta haciendo la obra nosotros no debemos interferir, no es nuestra obra, es la obra de Dios. Como ejemplo piensen que su vecino tiene una persona contratada para ayudar en su casa. ¿Que pasaría si tu empiezas a ir a la hora que esta barriendo y le quieres decir exactamente como debe barrer? ¿Te imaginas? Tu vecino saldría y con todo el coraje del mundo te diría, “¿Porque te metes con mi empleado? ¡Tu no tienes porque decirle como hacer su trabajo para mi en mi casa!”
El texto dice “Que se mantenga en pie, o que caiga, es asunto de su propio señor.” Dios sabe a quien ha escogido y en las vidas de quienes esta el haciendo Su obra. Si Dios esta haciendo su obra tenemos la bella promesa de que el va a llevarlo a una conclusión exitosa. Ahora bien, ¿Si Dios no esta haciendo la obra? ¿Podemos sustituir la obra de Dios por una serie de reglas?
¿Verdad que no podemos?
Es importante notar el contexto de este texto, que por cierto veremos en más detalle al hablar de la libertad cristiana. El contexto precisamente es unos creyentes que creían que no deberían hacer ciertas cosas y otros creyentes que creían que tenían libertad de hacerlos. Es en ese contexto controversial que debemos no juzgar ya que Dios esta obrando y son siervos de Él.
El versículo anterior en Romanos claramente explica cual debe ser la actitud de uno y de otro. Romanos 14:3 “El que come de todo no debe menospreciar al que no come ciertas cosas, y el que no come de todo no debe condenar al que lo hace, pues Dios lo ha aceptado.” El hermano con libertad no debe menospreciar al hermano que no tiene esa libertad. El hermano sin esa libertad no debe condenar al que tiene esa libertad.
Jesús mostró su preocupación por los creyentes “pequeños” en Lucas 17:1 “Luego dijo Jesús a sus discípulos:  —Los tropiezos son inevitables, pero ¡ay de aquel que los ocasiona! 2 Más le valdría ser arrojado al mar con una piedra de molino atada al cuello, que servir de tropiezo a uno solo de estos pequeños.” El juzgar a los demás por una serie de reglas u opiniones nuestras definitivamente puede ser ocasión de caer para ellos. ¿Porqué Jesús dice “ay de aquel que los ocasiona”? Porque Él los ama, el esta obrando en sus vidas y corazones y no le gusta que nosotros les demos ocasiones para caer.
Jesús enseño que estorbamos la entrada al reino con nuestros reglas. Vemos esto en Mateo 23:1 “Después de esto, Jesús dijo a la gente y a sus discípulos: 2 «Los maestros de la ley y los fariseos tienen la responsabilidad de interpretar a Moisés. 3 Así que ustedes deben obedecerlos y hacer todo lo que les digan. Pero no hagan lo que hacen ellos, porque no practican lo que predican. 4 Atan cargas pesadas y las ponen sobre la espalda de los demás, pero ellos mismos no están dispuestos a mover ni un dedo para levantarlas.” Los maestros de la ley ataban cargas pesadas y las ponían sobre la espalda de los demás. ¿Cuales eran esas cargas? Pues leyes y reglamentos que le exigían a los demás.
Más adelante Jesús dice: Mateo 23:13 “»¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Les cierran a los demás el reino de los cielos, y ni entran ustedes ni dejan entrar a los que intentan hacerlo.” Podemos hacer una serie de reglas y estar juzgando a todos los que estan entrando en el reino y prácticamente cerrarles el paso a los que quieren entrar. Espero que Dios nos de sabiduría para no caer en esta actitud estorbosa a la obra de Dios.
¿Que debemos hacer entonces cuando vemos a una persona y estamos preocupados por su relación con el Señor? Pues, orar por ellos. Orar que Dios obre grandemente en sus vidas.
Hay mucho más que compartir sobre este tema pero lo pondre en otro e-mail y en el mensaje del domingo.
Esteban

One Response to “Juzgar a los demas…”

  1. Ivonne Says:

    Muy buen articulo!!! Aqui en el pais donde vivo he visto en los ministerios que conozco que la mayoria aceptan el vals o un baile para las bodas, aun los ministros bailan el vals con sus hijas quinceaneras y son realmente hermanos que aman a Dios.
    Cuando fui maestra de musica ensenamos a nuestros alumnos como la musica produce una expresion corporal. A los ninos era el taller que mas les gustaba!!
    Por otra parte se han fijado como si aceptamos las danza judias

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: